Borja tomará medidas legales cuando se sobresea la causa

D.V.
-

El exblanquivoleta ha recibido este viernes un impulso hacia el sobreseimiento de la causa levantada contra él en el caso Oikos

Borja Fernández, el día de su despedida. - Foto: realvalladolid.es

El exjugador del Real Valladolid Borja Fernández ha recibido este viernes un impulso definitivo hacia el sobreseimiento de la causa levantada contra él en el caso Oikos, por un presunto amaño de partidos y blanqueo de capital, y ya prepara medidas legales tras casi un año de sufrimiento.

El volcado del móvil de uno de los presuntos cabecillas de este caso, Carlos Aranda, ha "arrojado mucha luz", según ha advertido a Efe el abogado de Borja Fernández, Gustavo Mateos, puesto que ha quedado claro que no hubo amaño en el partido Real Valladolid-Valencia de la temporada 2018/19, del que se acusó al que fuera, en ese momento, capitán del equipo blanquivioleta. Tal y como ha indicado el letrado, tanto el jugador como su entorno están "muy contentos", aunque "aun queda un paso más, que es que el juez instructor del caso sobresea la causa contra Borja, y que este pueda volver a la normalidad y empezar su trabajo al lado de Ronaldo Nazario, tal y como habían pactado en su día".

"Una vez que acabe esto, tenemos la intención de poner demandas a varias personas, por el daño causado a Borja y a su familia, y por el perjuicio que le ha supuesto a título personal, porque se disparó contra él sin ningún tipo de rubor ni escrúpulo, y él era y es una buena persona, y no ha sido justo", ha añadido Mateos.

Por este motivo, "una vez se sobresea el caso", habrá "una batería de medidas", que ya llevan preparando "desde hace tiempo", puesto que siempre han confiado en la inocencia del que fuera jugador emblemático del Real Valladolid, y solo era "cuestión de tiempo" que quedara demostrada.

Pero, lo prioritario, para que Borja Fernández pueda recuperar la normalidad, es poder volver a formar parte del club en el que pasó tres etapas de su carrera y en cuya ciudad reside, para aportar la experiencia adquirida durante su trayectoria deportiva, dentro de la estructura de la entidad.

Ya en septiembre de 2019, el instructor de la Federación Española de Fútbol, encargado de seguir la evolución del caso Oikos, propuso el sobreseimiento de la causa contra Borja Fernández y otras cinco personas más, que lleva el juzgado número 5 de Huesca.

El 17 de diciembre del pasado año, se suspendieron las medidas cautelares impuestas al exjugador gallego -tenía que comparecer en una comisaría de policía los días 1 y 15 de cada mes y, además, se le retiró el pasaporte y se le prohibió salir de España-, al no poder demostrarse su vinculación con el posible amaño del partido Real Valladolid-Valencia, que se ha demostrado que no existió.

Pero hasta este momento, Borja Fernández ha sido el centro de muchas dianas, de sentencias fuera de los juzgados por parte de algunos periodistas y personas vinculadas al ámbito deportivo, desde que fuera detenido, en su casa de Valladolid, el 28 de mayo de 2019, justo antes de viajar a Madrid para reunirse con Ronaldo Nazario y hablar de su futuro en el club blanquivioleta.

Posteriormente, fue sometido a un calvario de interrogatorios, declaraciones en diferentes juzgados, de críticas e injurias sobre su persona, dando por hecha su participación en el amaño del Real Valladolid-Valencia que, gracias a ese volcado del móvil de Aranda, ha sido descartado y que también ratifica la inocencia de Borja Fernández, casi un año después de su detención.