Las familias dedican el 13% de sus ingresos a pagar el piso

Óscar Fraile
-
En Valladolid se hace menos esfuerzo para comprar una casa

El esfuerzo financiero que se requiere en Valladolid está tres puntos y medio por debajo de la media nacional y casi la mitad que en otras zonas de España

Las dificultades para acceder a la vivienda es uno de los dramas a los que se ha tenido que enfrentar la población más joven de España en las últimas décadas. La burbuja inmobiliaria elevó los precios hasta cotas inasumibles para la mayoría si las entidades financieras no hubieran facilitado una financiación que después negaron cuando, precisamente, explotó la burbuja del ladrillo. A partir de ese momento la escalada de precios remitió, incluso el metro cuadrado empezó a abaratarse. En Valladolid, el de vivienda libre lo ha hecho un 30 por ciento en doce años, para pasar de los 1.691 que costaba en enero de 2007 a los 1.193 del tercer trimestre del año pasado, últimos datos disponibles por parte del Ministerio de Fomento.
Lo cierto es que, aunque este fenómeno ha sido común en toda España, hoy en día Valladolid se encuentra entre las provincias donde hay que hacer un menor esfuerzo financiero para comprar una vivienda. Esa es una de las conclusiones de un informe publicado por la sociedad de tasación Tinsa el pasado 1 de enero. Según este estudio, relativo al cuarto trimestre del año pasado, las familias vallisoletanas dedican un 13,7 por ciento de sus ingresos al pago del primer año de hipoteca. El informe tiene en cuenta los ingresos brutos, es decir, antes de pagar impuestos, de todos los miembros de la unidad familiar.
(más información en la edición impresa)