Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Habrá huelga de funcionarios mañana tras fracasar el diálogo

David Alonso
-
Los sindicatos rompen la negociación y habrá huelga mañana - Foto: mir_ical

CCOO, UGT y CSIF rechazan la última propuesta presentada por escrito hoy por la Junta de Castilla y León para la aplicación de las 35 horas y los 80.000 funcionarios autonómicos están convocados mañana a una huelga general

Los 80.000 funcionarios públicos de Castilla y León están convocados para mañana a una huelga general después de que los sindicatos hayan rechazado esta mañana la última propuesta de la Junta de Castilla y León para la aplicación de las 35 horas. El documento por escrito remitido hoy, una de las exigencias emanadas de la reunión de ayer, no ha convencido a CCOO, UGT y CSIF que mantienen la convocatoria de huelga general para mañana, cuatro días antes de las elecciones generales.

La última propuesta presentada por el Ejecutivo autonómico durante la reunión mantenida ayer por espacio de más de 3 horas, fijaba la aplicación de las 35 horas el 31 de marzo de 2020, frente al 1 de enero exigido por los sindicatos, condicionada a una serie de objetivos como la aprobación de los Presupuestos Generales de la Comunidad o la convocatoria de la Oferta Pública de Empleo pendiente de 2017 y 2018.

Tras la reunión, el consejero de la Presidencia alertó a los negociados que si no se acepta esta fecha "sería una pena porque habría fracasado”, ya que de pasar esta “oportunidad” el acuerdo estaría sometido a una “nueva normativa” diferente a la de 2018, tanto en objetivo de déficit como en otros pilares. “Ahora esos condicionantes los hemos cumplido. Si no se consigue ahora, el siguiente escenario será de total incertidumbre para los empleados públicos”, subrayó.

Un encuentro del que los sindicatos salieron con pocas expectativas de acuerdo y cargando contra la Junta por “tomar por tontos” a los empleados públicos. 

También ayer, el propio presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró que la convocatoria de una huelga general "no es el fin del mundo".

Desde CSIF han asegurado esta mañana, tras conocerse que se celebrará la huelga, que el documento remitido por la Junta señala que se crearán “mesas técnicas en los sectores, para analizar las materias suscritas y que promuevan un acuerdo”, condicionadas a los presupuestos; a la organización y gestión de cada sector; al compromiso del cumplimiento de la actividad, la calidad y el horario asociados a cada uno de los sectores; y a la estabilidad de la medida”.

Ante esto, el sindicato considera que “con estos condicionantes, la aplicación de las 35 horas seguiría en el aire en abril de 2020. Parece que la Junta solo quiere alargar una falsa negociación”. "¿Qué pasaría si no se llegan a ese acuerdo en las mesas técnicas? La propuesta de la Junta es empezar de cero en la negociación", aseguran.

Por su parte, la responsable de CCOO, Ana Rosa Arribas, explicó a Ical que la huelga general se mantiene “en forma de unión sindical” porque la propuesta enviada hoy por escrito “es peor que lo que dijeron ayer”, ya que recoge tres condicionantes: la equidad, “que no se da porque Educación no puede aplicar la jornada hasta 1 de septiembre”; capacidad organizativa, “que no se da en Sanidad”, y motivos presupuestarios.

En este último punto se detuvo Arribas para denunciar que la Junta cuenta con un “impedimento que puede generar un segundo incumplimiento”. A su juicio, el 31 de marzo coincide con el plazo límite que el Gobierno central otorga para publicar el dato de cumplimiento de déficit y la regla de gasto, que Castilla y León no cumplirá con las 35 horas. “No va a cumplir estos parámetros. Ya no nos nos creemos que tengan intención alguna de cumplir del acuerdo”, se despachó.

Por último, UGT criticó que la Junta alegue “imposibilidad organizativa” y que “no hay capacidad material”. “Cuando se les pide que concrete en qué consisten estas incapacidades, solo obtenemos la callada por respuesta. Tanto tiempo de reuniones para saber que se declaran incapaces”, lamentó el sindicato. A su juicio, es un “gobierno asentado en el desgobierno, con dos partidos que quieren usar a los empleados públicos y a la Administración para sus guerras políticas y para deslegitimarse mutuamente, aunque sea a costa de paralizar la Administración Pública”.

Funcionarios por provincias.

El número de trabajadores públicos convocados a la huelga general de mañana asciende a 83.990, según el último Boletín Estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas del Ministerio de Hacienda. Por provincias, Valladolid se encuentra a la cabeza en funcionarios autonómicos y cuenta con 18.763; León. con 14.061; Burgos. con 11.190; Salamanca, con 10.786; Zamora, con 6.442; Ávila, con 6.039; Palencia, con 5.971; Segovia, con 5.911; y Soria, con 4.827.