ZARANDAJAS

Pablo Álvarez

Periodista


Ventanas abiertas y heladas pelonas

09/01/2021

No me quiero imaginar la vuelta al cole de este lunes. Después de escuchar la comparecencia del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en la que descartaba un retraso del regreso de los chavales a las aulas y que insistía en la ventilación como principal medida preventiva en colegios e institutos, he ido a mirar la previsión del tiempo. Heladas de seis grados bajo cero el lunes, siete el martes y ¡nueve el miércoles! en Valladolid capital, pero que pueden alcanzar los -12 en Medina del Campo y los -14 en Íscar, con máximas de uno, dos y tres grados. ¿Y quieren que estén con las ventanas abiertas con esas temperaturas? 
Que dice el presidente que, como equipamiento extra para los coles, comprarán medidores de dióxido de carbono (CO2) para saber cuándo hay que ventilar. ¿En serio? Que, al menos, busquen en Aliexpress, a ver si encuentran un modelo que lleve incorporado un termómetro. 
Me pregunto si alguno de los expertos convocados para su consulta en el Consejo de Gobierno o alguno de los consejeros ha mirado siquiera la previsión del tiempo antes de anunciar el paquete de medidas para frenar el avance de esta tercera ola. Si las familias nos las hemos apañado -no sin dificultades- desde marzo hasta septiembre con los niños en casa, retrasar una semana o diez días el inicio de la segunda evaluación no creo que fuera de lo más descabellado. Y más si, como parece, el repunte de contagios se debe a las reuniones familiares de estas navidades. 
Da la sensación de que como en otros muchos órdenes de esta vida, los árboles nos impiden ver el bosque y muchas veces los dirigentes políticos que deberían pilotar las soluciones a esta pandemia no ven más allá de las tablas de Excel con datos de contagios acumulados, ocupación de uci, test realizados… que se olvidan de cuestiones tan prosaicas como mirar el tiempo que va a hacer.
A ver quién es el guapo que se toma un café con leche en una terraza del Barco de Ávila, de Cuéllar o de Aguilar de Campoó, ahora que la Junta ha decretado el cierre de la hostelería en Ávila, Segovia y Palencia; aunque en pocos días se extenderá al resto. 
Roguemos para que las vacunas tengan el efecto esperado porque si tiene que ser por el resto de medidas, tenemos pandemia por los siglos de los siglos. 
Y por lo que más quieran, visto que la vuelta al cole será el lunes, que alguien se acuerde de encender antes las calefacciones para ver si se pueden ir caldeando las aulas. Que no sea porque no estamos avisados del temporal.