Fernando Lussón

COLABORACIÓN

Fernando Lussón

Periodista


El lunes después

12/06/2021

Fin de semana intenso, sobre todo el domingo, en el que todos los partidos nacionales estarán al retortero con congresos, elecciones y manifestaciones cuyas consecuencias comenzarán a ser analizadas con mayor frialdad a partir del lunes siguiente, porque en unos casos se adentran en un terreno desconocido por la elección de una nueva lideresa y un futuro incierto para la organización; en otro caso, puede surgir un nuevo liderazgo en el PSOE andaluz, o que Pedro Sánchez se encuentre con un nuevo ‘Pepito Grillo’ con su acción de gobierno desde dentro de su propio partido, mientras que la derecha se manifestará en comandita en la plaza de Colón contra los indultos del Gobierno a los políticos del ‘procés’. Y todos esos acontecimientos tomados de uno en uno y en su conjunto pueden cambiar el panorama político para el futuro y dentro de cada partido.    

¿Habrá o no habrá foto de Colón segunda parte? Pablo Casado, Inés Arrimadas y Santiago Abascal van juntos pero no revueltos tras una pancarta enarbolada de forma vicaria por Rosa Díez, una de ellos, en las que al mismo tiempo quieren ser protagonistas y evitar que lo sean los demás. En cualquier caso no tendrá el mismo efecto que la foto de Colón primigenia, porque la situación de los tres líderes es bastante distinta a la de la vez anterior, con Abascal consolidado en la ultraderecha,  Casado aglutinando el centro derecha, y la heredera del desastre de Ciudadanos, Inés Arrimas, al borde de la consunción, y el adversario contra el que dirigen la manifestación deslizándose cuesta abajo en las encuestas por una decisión muy comprometida, que no cuenta con un apoyo mayoritario de la ciudadanía como son los indultos o el diálogo con los independentistas, pero que es un intento de aportar soluciones al expediente catalán y que por el momento han causado una crisis interna entre los soberanistas, que debiera ser aprovechada por todos para impedir durante varias generaciones el intento de ERC de acumular fuerzas que inclinen la balanza hacia el independentismo. La foto de Colón, aunque los líderes de la derecha no estén juntos, es la representación de la imposibilidad de que quienes tienen la responsabilidad de encontrar soluciones al principal problema político que tiene el país intenten un mínimo esfuerzo de consenso. Para eso al menos dos de los tres líderes de Colón tendrían que realizar alguna propuesta de solución.  

 Aunque se haya querido dar una imagen distinta, las primarias en el PSOE de Andalucía para la elección del cabeza de lista en las próximas elecciones autonómicas es la segunda parte del enfrentamiento entre Susana Díaz y Pedro Sánchez con personas interpuestas, el alcalde de Servilla, Juan Espadas y el tercer hombre, Luis Ángel Hierro. Dos contra una. Si Susana Díaz no alcanza el 50% del apoyo de la militancia en la primera vuelta, en la segunda los votos de Hierro irán en bloque a Espadas. O sea, lo mismo que ocurrió con Casado y Cospedal frente a Saénz de Santamaría. Si gana Susana Díaz, Pedro Sánchez tendrá más problemas internos, pero es probable que tenga más dificultades para recuperar la Junta de Andalucía.  

Y por último Vistalegre IV, el Congreso de Unidas Podemos supondrá el fin de la era Pablo Iglesias y el comienzo de la incógnita Ione Belarra, con Yolanda Díaz como candidata a la presidencia del Gobierno. Una bicefalia que no se presenta fácil con una reformulación del partido que a fuerza de abandonar a líderes primigenios y señas de identidad ha desdibujado el proyecto.      



Las más vistas