ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


El plan del 'vice'

20/11/2020

No sé por qué se asombran o protestan, con la boca pequeña (que más no se atreverían) algunos dirigentes del PSOE por la decisión de Unidas Podemos de presentar una enmienda a los Presupuestos que impida los desahucios al menos hasta el 2023.

Y es que es absolutamente coherente la decisión de Pablo Iglesias y los suyos de presentar esa enmienda en compañía de Esquerra Republicana de Cataluña y Bildu.

En mi opinión, hay que reconocer unas cuantas virtudes al Vicepresidente de Gobierno Pablo Iglesias, entre ellas que tiene que una ideología meridianamente clara y por tanto un proyecto político igualmente claro y por tanto no engaña a nadie en cuanto a sus objetivos.

Además, es perseverante y rehuye la palabra "imposible" o el "ya veremos". Está en política para hacer y está haciendo. No solo eso, sino que ha logrado "podemizar" de arriba abajo al Gobierno.

En realidad, tenemos un Gobierno de Podemos acompañado del PSOE, o mejor dicho de Sánchez. Porque todo lo que viene haciendo este Gobierno tiene poco que ver con un programa socialdemócrata. De manera que se han equivocado los ingenuos que decían que a Pablo Iglesias le domesticaría el pisar moqueta.

No digo que no le guste pisar moqueta como símbolo del poder, pero lo cierto es que Iglesias tiene muy claro qué quiere hacer y lo está haciendo. Es él y solo él quién marca la agenda del Gobierno, mientras que Pedro Sánchez parece haberse convertido en un mascarón de proa que adorna más que hace.

Así que resultan un poco tontas las "filtraciones" que de cuando en cuando hacen desde el sector socialista del Gobierno mostrándose sorprendidos por las "decisiones" de Iglesias. Que si el pacto con Bildu lo cocinó él solo, que ahora lo de presentar una enmienda a los deshaucios ha sido cosa suya y les ha pillado con el pie cambiado, que si va a lo suyo, etc, etc, etc.

Pablo Iglesias ha conseguido él solo que el PSOE haya abandonado la centralidad que en el pasado le había llevado a ser un partido mayoritario. Iglesias lo tiene claro, tan claro que imposibilita por la vía de los hechos cualquier tentación que el PSOE pudiera tener de volver a ser lo que fue, es decir un Partido Socialdemócrata reconocible.

En realidad, ha reducido al PSOE en un necesario compañero de viaje. Un viaje que Iglesias y los suyos quieren hacer, y ya han impuesto que el Gobierno lo acepte, con los partidos independentistas, esos que como él, quieren acabar con lo que despectivamente califican de "Régimen del 78". Para ellos un fracaso, para la mayoría de españoles lo que nos ha permitido vivir en democracia y libertad.

Pero ya digo, los socialistas que lamentan que Podemos haya presentado junto a Bildu y Esquerra la dichosa enmienda contra los desahucios, que asuman de una vez por todas que Pablo Iglesias no es de los que dan un paso atrás ni para coger impulso. Sabe qué quiere, dónde va y cómo conseguirlo y en eso está.



Las más vistas

Opinión

Seis en la mesa

'El sentido común dice que el aislamiento social es la única vacuna cien por cien efectiva'