DESDE EL ALA OESTE

Fernando Aller

Periodista


El reto del lobo

12/02/2021

Algo parece no haber entendido la ministra Teresa Ribera cuando aceptó la cartera de Transición Ecológica y Reto Demográfico, a no ser que los equivocados sean otros y que el objetivo del Gobierno de Sánchez sea repoblar la España vaciada con lobos y otras alimañas, no con personas. No siempre es fácil encontrar el punto de equilibrio entre la necesidad de conservar el medio ambiente, el reclamado tránsito hacia el ecologismo, y la obligación de preservar las poblaciones humanas, aunque parecería evidente la respuesta ante cualquier conflicto de intereses al respecto.
La Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad acordó, en un empate técnico resuelto por la ministra, incluir al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, lo que en la práctica significa que el animal en cuestión no puede ser cazado y que, en consecuencia, tiene barra libre de reproducción a costa del ganado que necesita para su alimentación. Un palo económico que amplios territorios no se pueden permitir. El lobo habita casi en exclusiva en la zona norte de España, entre el Duero y el Cantábrico. Los ganaderos de Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia se han puesto en pie de guerra y sus respectivos gobiernos autonómicos secundan la causa. El consejero de Medio ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones ha amenazado al Gobierno con llevar el asunto ante los tribunales de Justicia, y ve en la maniobra el intento descarado de utilizar un subterfugio legal para invadir competencias exclusivas de las autonomías.
La cuestión divide también al Gobierno. El ministro de Agricultura, Luis Planas, otorga la razón a los ganaderos y elude respaldar a su compañera de gabinete. La facción gubernamental de Podemos ha entrado también en la greña y llama desleal a Planas por defender a los ganaderos y atacar inmisericordemente a los lobos. No deja de resultar curioso que Unidas Podemos se permita dar lecciones de lealtad, aunque no tan extraño en quienes parecen dividir el mundo entre el blanco y el negro, cuando este tipo de asuntos requieren soluciones en tonos grises. El lobo y la actividad económica del ganadero no pueden ser excluyentes.



Las más vistas

Opinión

Jóvenes referentes

Entre toda esta especie de ‘caos’ que estamos viviendo, esta semana he podido maravillarme de nuevo como miembro del jurado de los premios Fundación Princesa de Girona