TRIGO LIMPIO

Luis Miguel de Dios

Escritor y periodista


Difícil

16/02/2021

Lo tiene difícil, muy difícil, Salvador Illa para acceder a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña. Ha ganado las elecciones, ha conseguido pasar de 17 a 33 diputados, lo han respaldado 651.027 votantes y su partido, el PSC-PSOE, ha sido, junto a Vox, el único que ha incrementado sufragios respecto a los comicios de 2017, pero el independentismo le ha puesto un veto casi imposible de superar. Desde que se conoció su candidatura, ERC, Junts y demás compañeros mártires se aliaron contra el ex ministro de Sanidad. La ofensiva se fue recrudeciendo a medida que encuestas y sondeos pronosticaban buenos resultados para los socialistas y atribuían a Illa la subida. Y a medida, claro, de que el candidato socialista se desligara rotundamente del secesionismo, el referéndum de autodeterminación, la ruptura con España y otros mitos y manipulaciones. Illa aguantó el chaparrón, colocó a su partido como el más respaldado y ahora anuncia que se presentará a la investidura. Tampoco se lo perdonará el independentismo, crecido porque, pese a perder 600.000 votos, ha logrado más escaños y cuenta, sumados todos (incluida la CUP), con mayoría absoluta. El batacazo de Ciudadanos (30 diputados menos), la imparable caída del PP, el éxito de Vox y la desaparición del PDeCat, el partido de Artur Mas, fueron otras consecuencias de una jornada electoral marcada por la abstención (más del 47%). Aunque Laura Borràs, marioneta de Puigdemont, diga que haber logrado más del 50% de los votos cambia muchas cosas, lo cierto es que el independentismo solo cuenta con el 30% del censo. ¿Así pueden volver a optar por la vía unilateral? No parece, aunque con esta tropa nunca se sabe y más si se ponen a hablar de robos, represión, 155 y demás lindezas. Como ya se intuía y pese a la victoria de Illa, tendremos conflicto catalán para rato… si es que no se va a nuevas elecciones. Y ya veremos cómo repercute en el Gobierno de España, con Rufián gustándose y sacando pecho. La vida sigue igual.



Las más vistas

Opinión

Jóvenes referentes

Entre toda esta especie de ‘caos’ que estamos viviendo, esta semana he podido maravillarme de nuevo como miembro del jurado de los premios Fundación Princesa de Girona