scorecardresearch
María Sánchez

La voz del portavoz

María Sánchez

Portavoz de Valladolid Toma la Palabra


¿Dueños de nuestras vidas?

31/12/2021

Cuando ya creíamos que con la vacunación habríamos superado, por fin, la pandemia, Ómicron ha venido a sacarnos de nuestro error y a amargarnos las navidades. Otra vez. De una manera abrupta ha venido a recordarnos la importancia de uno de esos valores que se asocian a esta época del año: la solidaridad. Los países más ricos, y las industrias farmacéuticas que no quieren liberar sus patentes, no han querido asumir esta pandemia como un problema global que solo se solucionará si las vacunas llegan también a los rincones más pobres del planeta. La inmunidad de rebaño solo se alcanzará si asumimos que el rebaño es toda la humanidad y los virus no entienden de fronteras.

Algunas decisiones de estos días dan la sensación de que a algunos responsables políticos se les han acabado las ideas, o no se atreven a tomar decisiones valientes. Dice el nuevo Consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, para justificar que no toma nuevas medidas de control de la pandemia, que quiere "que los castellanos y leoneses sean dueños de su vida". Curiosa manera de dejar en el tejado de la ciudadanía la pelota de la toma de decisiones para protegerse.

Afortunadamente, la escandalosa cifra de contagios no lleva aparejada la gravedad en hospitalizaciones y fallecimientos de anteriores olas. Pero eso es un triste consuelo para miles de personas mayores, con enfermedades de riesgo o inmunodeprimidas que saben que para ellas las estadísticas siempre son peores. Quien más, quien menos, conoce casi cada día casos de contagios a su alrededor y la incidencia está a un nivel que cualquier aglomeración, especialmente bajo techo, parece un riesgo. Somos dueñas de nuestras vidas a costa de que las personas de riesgo se encierren porque saben que tienen más boletos en la lotería de las UCI. No pensar en las personas más débiles y más desprotegidas no es defender la libertad, sino apostar por el sálvese quien pueda.

Y en este panorama, en el que dudamos si quedar con nuestras amistades, compañeros de trabajo y familias; en el que no encontramos tests y los centros de salud no dan abasto para coger nuestras llamadas; en el que no sabemos si ir a trabajar o no porque alguien cercano dio positivo, pero no tenemos baja laboral; en este contexto, precisamente en este, Mañueco ha decidido que lo urgente es celebrar elecciones autonómicas. Porque las intrigas palaciegas con sus socios de Ciudadanos hacen que tema perder el sillón y está convencido de que a su partido le viene mejor votar ahora. Difícilmente se puede estar más lejos del sentir de la gente a quien dices representar.