scorecardresearch
Ignacio Fernández

Ignacio Fernández

Periodista


Conventos

02/06/2022

Siguen cerrándose conventos en nuestra Comunidad. En junio lo hará un histórico en Burgos, las Esclavas, tras la clausura reciente del centro de las de Maria Inmaculada. Es un goteo incesante. En Segovia el histórico San Antonio el Real cerró, luego San Vicente, luego la Tercera Orden. León, Palencia, todas las provincias en realidad están siendo escenario de forzadas deserciones. Se trata de un pequeño/gran drama al que no parece que le estemos queriendo dar la importancia que tiene ni su trascendencia, probablemente porque los cierres se producen con una cadencia que nos impide ver que esto es una auténtica reconversión.

El arcipreste de Segovia, el sacerdote Jesús Riaza Cabezudo, declaraba en El Dia de Segovia el pasado fin de semana que es preciso abrir la iglesia a la mujer, al celibato opcional y mejorar la posición de los laicos, aunque añadía que se trata de su personal versión de la jugada, porque oficialmente la iglesia no parece estar tomando decisiones muy tajantes ante un problema de esta magnitud. El colegio cardenalicio que anda el papa retocando estos días tiene una media de edad de 71 años entre los purpurados que han de elegir al próximo pontífice. Quizá su visión esté un tanto sesgada.

La pérdida de cenobios nos deja un poso de añoranza, un amargor de ver cómo la historia, a su paso, no se transforma mediante la sublimación sino a través de la pérdida y es en esos términos en los que las autoridades, civiles y eclesiásticas, tendrán que abordar este asunto para reconducirlo. Hay que tomar conciencia del problema y sus múltiples facetas. "Iesu Comunio" y semejantes son excepciones pero su análisis puede ayudar. Hay mucha gente buena tras las paredes de los conventos que merecen que los de fuera echemos una mano y una pensada. 

ARCHIVADO EN: Segovia, Burgos, Palencia