scorecardresearch
Belén Viloria

TITULARES DEL FUTURO

Belén Viloria


La ciudad, el mejor escenario

28/05/2022

196 funciones, 49 espectáculos, 46 compañías y 38 escenarios al aire libre, es lo que se está disfrutando y viviendo en Valladolid esta semana; la vigesimotercera edición del Festival internacional de Teatro y Artes de Calle.
La primera vez que lo viví, en mi caso allá por el 2009, ya estaba en todo su esplendor. No daba crédito a que una ciudad como Valladolid estuviera llena de arte en múltiples localizaciones; calles, plazas, esquinas y lugares mágicos, como escenarios de artistas de toda Europa, con un nivel artístico y variedad extraordinarios. Simplemente yendo a comprar el pan podías encontrarte inmersa en una experiencia única y me vi de repente de ruta por mi ciudad de origen, descubriendo nuevos rincones, redescubriendo lugares con 'gafas artísticas', y sin duda alimentando mi espíritu. Me pareció fascinante.
Como todo, seguro que sus inicios fueron una apuesta, pero la realidad es que en pocos años se convirtió en todo un referente, siendo considerado, ya desde hace años, uno de los mejores de Europa y para muchos, el segundo, tras el famosísimo Festival de Avignon.
Este año hay artistas vallisoletanos en 5 de las 46 compañías: Alicia Sanz, Miguel Jerez, Roberto Caramazana, Begoña Martín Treviño, Silvia Martín y Ramiro Vergaz. No está nada mal teniendo en cuenta el nivel necesario para formar parte del programa del TAC, y sin duda resulta un acicate para los artistas locales, ya que Festivales como estos, son verdaderas plataformas y lanzaderas de proyección nacional e internacional al convocar también a promotores, programadores y jurados de otros países, que lo visitan año tras año. Toda una oportunidad para el talento de la ciudad.
Otros años artistas locales como, por ejemplo, Berta Monclús o Lola Eiffel, han formado parte también de la programación del TAC, ambas además coincidiendo el mismo año, en 2019. 
Tengo la fortuna de conocerlas bien, apreciar su arte y haber construido con ellas valor para nuestra comunidad. A Berta la conozco desde el 2014 cuando tras descubrir su ImproValladolid en el Desierto Rojo, le invité ese año a crear una Experiencia Artística para TEDxValladolid, en el 2016 un taller para la audiencia "El Arte de Improvisar,  y en 2018 su TEDx Talk Improvisación, medida de emergencia para la educación formal para el escenario del gran salón de la ciudad, la Plaza Mayor, y que desde entonces vuela online por el mundo inspirando a miles de personas a través de la plataforma online de TEDx. Después pudo crear el espacio 11 FILAS, y hoy llena de "Impro" los teatros de la ciudad. 
A Lola, coreógrafa y bailarina, tras quedar fascinada por su arte, la invité a formar parte del programa de TEDxValladolid 2017 para lo que creó White Cube, una experiencia artística para la audiencia, y la performance Les Arômes dansant para el escenario del LAVA, desde entonces, también está inspirando a miles de personas. A continuación, creó la exitosa Gala de Coreógrafxs del Festival Internacional de Danza Contemporánea de Valladolid y sigue su meteórica trayectoria con su danza. 
Otra artista vallisoletana más que destacada es Lucía Miranda, dramaturga, directora de escena, y arte-educadora, que tras crear su compañía de Teatro Social Cross Border en USA, volvió a España, y en 2013 tras su TEDx Talk en Valladolid Contemos las historias de otra manera, no ha parado de crear, dirigir y poner en escena más de 12 obras de teatro foro y documental por, para y con la comunidad. Una fórmula innovadora y transformadora con la que está triunfando en España y en todo el mundo, logrando el Premio Ojo Crítico y ser finalista en varias ocasiones de los premios Max de las Artes Escénicas.
Talentos como estos, junto a iniciativas y plataformas internacionales, sean públicas o de carácter privado y voluntario, pero con esta gran capacidad de llegada local y global, son sin duda todo un impulso y oportunidad para los artistas locales de alcanzar una proyección nacional e internacional. 
Identificar lo bueno, lo extraordinario, lo único, lo inspirador, y ayudar a diseñar el formato adecuado, logrando su conocimiento más allá de las fronteras, es también todo un arte, y lo mejor que podemos hacer para poner en valor nuestra comunidad.