ZARANDAJAS

Pablo Álvarez

Periodista


León, I love you

18/01/2020

Quizás no te lo he dicho lo suficiente. León, te quiero. I love you. Tras casi cuarenta años de matrimonio autonómico ya no nos decimos esas cosas. Se dan por sobreentendidas. Pero claro, a todos nos gusta oírlas de vez en cuando, ¿verdad? Pero esta fama de seca, ya la conocías y no viene de la nada. No entiendas lo que te voy a decir ahora como un reproche, pero en 38 años de casados a ti no te lo he oído ni una solía vez. (Pues sí, suena a reproche, qué le vamos a hacer, es el carácter).
Que si tu familia era más importante que la mía, que si inventasteis el parlamentarismo cuando nosotros no éramos más que un triste condado. Que sí, que León tuvo leyes antes que Castilla reyes, ¿pero crees que eso nos va a dar de comer hoy o va a impedir que nuestros hijos tengan que salir cada día en avalancha para buscarse las habichuelas fuera?
Es cierto que nos faltó pasión desde el principio. Nuestro matrimonio fue más una unión de conveniencia que un flechazo, aunque los que la propiciaron pensaron que con el tiempo aprenderíamos a amarnos y a respetarnos. Sin embargo, parece que no es así. Y tiempo es lo único que hemos tenido.
¿Por qué ahora? ¿Has conocido a otra? Ya somos muy mayores para separarnos, ¿no crees? ¿Quien nos va a querer solos? Juntos, al menos podemos presumir de ser la segunda mayor región de Europa y entre los dos podemos presumir grandes joyas. Dicen que somos junto a Lombardía la mayor región del mundo con más patrimonio con la máxima protección de la UNESCO. Lo sabes bien por las facturas que nos llegan para hacer frente a su mantenimiento que nadie nos ayuda a pagar, pero ahí lo tenemos y este legado es, junto a la educación, lo mejor que podemos dejar a nuestros hijos.
Y en educación tampoco lo debemos estar haciendo mal. Nos lo reconocen las instituciones más relevantes en este campo.
También dicen que cuidamos bien de nuestros mayores, que cada vez son más, y de los que más lo necesitan. ¿Ves como también hacemos las cosas bien juntos? Sin duda todo es mejorable, pero en esto y en muchos más campos sin duda que lo haremos mejor unidos que cada uno por su lado.
¿Qué te hace pensar que tendrás mejores hospitales por tu cuenta? ¿Quién te dice que se instalarán más empresas después de separarnos? ¿Por qué crees que la culpa del cierre de las minas es mío? ¡No entiendo tus celos enfermizos con otras provincias!
De verdad que me he podido equivocar. Que podríamos haber hecho más por mejorar nuestra convivencia, empezando por conocernos mejor, al menos yo a ti, tu historia, tus problemas, tus aspiraciones, tus necesidades...
Sin duda uno un en nuestra relación necesitamos mejorar la comunicación, pero no es de recibo coger a las primeras de cambio soltar que me dejas. Y sí, es cierto, eso de pretender que Valladolid sea reconocida como capital hace unos meses, no ayuda. Pero bueno, pelillos a la mar.
Los dos sabemos que a veces decimos cosas que en el fondo ninguno sentimos y que nuestros líderes políticos dejan mucho que desear. Esto que tampoco suene como un reproche, pero los tuyos especialmente han pasado olímpicamente de nuestra relación (salvo contadas excepciones) pero otros muchos han utilizado sus puestos autonómicos como trampolín para sus carreras más que para mejorar realmente tu vida, la de ambos.
De verdad, no entiendo el futuro sin ti. Juntos podemos hacer cosas importantes por nuestros hijos. Démonos una oportunidad. León, I love you .