LA OTRA MIRADA

Ilia Galán

Poeta y filósofo


El ocaso de los héroes

18/02/2021

Se acercaron comedidos al altar y un sacerdote, investido de liturgia morada, al inclinar la cabeza les iba señalando con un poco de ceniza, señalándoles encima con una cruz grisácea. Ceniza procedente de las palmas de la pasada pascua, consumidas como todo lo que es y pasa. Estas líneas se escriben entre ayunos de miércoles de ceniza, que recuerda lo que somos y podemos ser: polvo. Solo el alma, el espíritu puede permanecer, como estas letras que no solo son tinta negra sobre blanco papel, sino ideas, pensamientos, sentimientos, una mirada sobre el mundo que nos rodea y parte de quien las redacta, de quien se expresa y la sociedad que lo conforma.
Tiempos difíciles llegaron y parece que van a seguir viniendo, basta contemplar a nuestro gobierno, la lenta contención de la pandemia, la economía que con sus monedas rodando huyen de nuestros bolsillos mientras cierran empresas y comercios. Basta mirar la situación en Cataluña, una vez más, después de las elecciones, donde el independentismo se ve arraigado y amenazante, un peligro para ellos mismos y para nosotros (una quiebra de España supondría una crisis monstruosa en lo económico, político y cultural de nuestro común proyecto multisecular). Un calvario asoma en el horizonte español si no se remedia con decisión y acertada razón.
Nuestra vida política recuerda las gracias de las zarzuelas, aunque en nuestro Teatro de la Zarzuela hayamos podido contemplar una espléndida puesta en escena de Luisa Fernanda, excelente obra musical, profundo libreto, donde la broma cede lugar a un fondo muy serio, el que, en cambio, va perdiéndose en nuestros teatros de ópera porque Occidente, claramente en decadencia, se aferra a modelos modernoides ya pasados, casposos y viejos. La tradición honda de nuestras tierras tiene una raíz que puede hacer rebrotar una primavera cultural y nos hace falta. ¿Pero qué subproductos de cultura, indecentes, insulsos, se prodigan con el apoyo de nuestras instituciones? Estamos lejos de la épica. Dice Bowra de Tasso y Camoes: «ambos creían que un poema épico debía exponer un mensaje noble e inspirador y hacer a los hombres conscientes de sus obligaciones heroicas.»
Sin embargo, no estamos en tiempos heroicos sino más bien parecemos habitar El ocaso de los dioses. Baco y Pluto imperan sobre nuestro general pensamiento: la panza se convirtió en nuestra divinidad y de ahí que tanto cueste una acción de miras más altas. 
Me comenta un amigo, embajador, temiendo futuras revueltas sociales: los tiempos difíciles engendran luchadores, los tiempos fáciles producen parásitos. Nuestra sociedad es parasitaria en muchos aspectos y tiende a rebajar la grandeza, la entrega, las grandes miras. Sufrimos con gran dolor con nuestros difuntos, aunque de quienes padecen el covid un porcentaje mínimo muere. Quien esto escribe, está expuesto a «gran riesgo», pero tal vez peligros más graves nos acechan.