scorecardresearch

Los precios suben un 10% desde el año pasado en Valladolid

R.G.R
-

El Índice de Precios al Consumo (IPC) ha crecido siete décimas el último mes

Compra en un supermercado.

Los precios no detienen su escalada en España y tampoco lo hacen en la provincia. El Índice de Precios al Consumo (IPC) continúa disparado y subido siete décimas más en Valladolid el último mes. Este incremento sitúa ya en un 10 por ciento el incremento registrado desde el mes de mayo de 2021 en la provincia. Una subida disparada que se nota en todos los ámbitos, con los combustibles, la luz y la cesta de la compra por las nubes. 

El Índice de Precios al Consumo (IPC) en Castilla y León creció un 0,9 por ciento en mayo con respecto al mes de abril, y se disparó un 9,9 por ciento sobre el dato de hace un año, una décima mesnos que en Valladolid. El crecimiento anual fue el segundo más alto del país y superior en más de un punto a la media nacional, que reflejó un ascenso del 8,7 por ciento con una variación mensual del 0,4 por ciento con respecto a abril.

Así, los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Ical arrojan que, en lo que va de año, la inflación creció un 4,7 por ciento, seis décimas por encima de la evolución de España, también creciente al anotar una subida acumulada del 4,1 por ciento desde enero.

En la evolución mensual de Castilla y León, los precios crecieron en prácticamente todos los sectores, con la excepción de la vivienda (-1,2 por ciento), el ocio y la cultura (-0,6 por ciento) y las bebidas alcohólicas y tabaco, medicina y comunicaciones (-0,1 por ciento). Los mayores crecimientos, por su parte, los experimentaron el vestido y el calzado, con un aumento intermensual del 4,6 por ciento; el transporte, con una subida del 3,1 por ciento; y los alimentos y las bebidas no alcohólicas, que crecieron un 1,5 por ciento.

En la variación anual, sin embargo, el IPC en Castilla y León registró los mayores crecimientos en vivienda (23 por ciento), transporte (15,3 por ciento) y alimentos y bebidas no alcohólicas (11,9 por ciento), mientras que hoteles, cafés y restaurantes (6,2 por ciento), menaje (5,8 por ciento), bebidas alcohólicas y tabaco (3,4 por ciento) y vestido y calzado (1,9 por ciento) también contribuyeron al encarecimiento general de los precios. Y es que solo las comunicaciones, con una caída del 0,2 por ciento, reflejaron un descenso interanual de los precios.

Por provincias, los precios subieron en todas sobre el mes de abril. Los incrementos más pronunciados se produjeron en Salamanca (1,4 por ciento), León y Segovia (1 por ciento en ambas), mientras que por debajo de la unidad se situaron Ávila y Palencia (0,9 por ciento), Soria (0,8 por ciento) y Burgos y Zamora (0,6 por ciento).

En la evolución interanual, los mayores repuntes se registraron en Ávila y León, con un 11,2 por ciento en ambos casos. Después de ubican Segovia y Soria, con una subida del 9,7 por ciento, seguidas por Zamora (9,5 por ciento), Burgos, Palencia y Salamanca, que registraron un aumento del IPC interanual del 9,2 por ciento.