scorecardresearch

¿Y si lanzasen una bomba nuclear en Valladolid?

M.B
-

La Fundación Outrider crea una herramienta que es un simulador del impacto que tendría, en cualquier lugar del mundo, cuatro tipos diferentes de bomba atómica. La capital quedaría prácticamente arrasada con todas

Imagen de la Fundación Outrider.

La amenaza del uso de bombas nucleares o atómicas en una guerra o un ataque militar sigue latente pese al paso de los años. Y más tras la invasión de Rusia a Ucrania. Estados Unidos usó la primera en 1945. Realmente fueron tres (una de ensayo y dos en forma de ataques a Hiroshima y Nagasaki). Desde entonces, Reino Unido, la Unión Soviética, Francia, China, India, Israel o Pakistán han sido países que han utilizado este tipo de armamento en ensayos nucleares.

La Fundación Outrider, organización sin ánimo de lucro que realiza estudios y análisis sobre seguridad, políticas y justicia social, ha creado una herramienta que permite calcular el impacto que tendría una bomba nuclear en cualquier lugar del mundo. Se trata de un simulador web gratuito que calcula el número de víctimas mortales, el número de heridos, el radio de calor que generaría la detonación del arma, el alcance de la ola de impacto, el radio máximo de la bola de fuego y hasta dónde se expandiría la radiación generada. Y Valladolid no saldría nada bien parada.

El simulador permite escoger entre cuatro tipo de bombas. Una, aquella primera de Hiroshima, conocida como Little Boy. Con una potencia de 15 kilotones, causaría 39.264 muertes y 69.424 heridos. Cayendo en el centro de la capital, la radiación llegaría hasta Girón, Villa del Prado o la Circular, librándose el Barrio España o Parquesol. Con una potencia de 240 kilotones, la Bomba H Norcoreana provocaría 164.898 fallecidos y 87.368 heridos en Valladolid; el calor se sentiría en Arroyo o Santovenia, aunque la radiación y la onda de choque se quedarían solo en la capital. La Bomba W-87 de los Estados Unidos, Minuteman III, que es la que se pone como ejemplo en el gráfico de este reportaje, dejaría 180.892 muertos y más de 82.500 heridos; el calor tendría una mayor onda y la radiación llegaría a toda la ciudad. Si bien sería la bomba rusa llamada Zar, de 50.000 kilotones, la que causaría la devastación más absoluta porque la radiación alcanzaría los 80 kilómetros cuadrados, llegando a Peñafiel, Rioseco, Tiedra y Medina del Campo: morirían 366.613 personas y habría 84.000 heridos.