scorecardresearch

El cajón del paso peatonal de Panaderos se colocará en octubre

M.Rodríguez
-

La estructura está armada y hay que 'empujarla' bajo las vías. Después se urbanizarán ambas márgenes

200922JT_0049.JPG - Foto: Jonathan Tajes

La fisonomía del nuevo triple paso de Labradores comienza a ser muy visible desde ambos márgenes de la vía. Las obras avanzan a un «ritmo sostenido», lo que apunta a que se cumplirán los plazos inicialmente previstos, al margen de algunos contratiempos. Por un lado, ya está colocado bajo las vías el cajón de túnel en 'Y' para el tráfico que comunicará Labradores y Recondo con la avenida de Segovia. Y, por otro, ya es visible la megaestructura del cajón del futuro acceso peatonal.

Este nuevo paso peatonal y para bicicletas tiene 16 metros de anchura libre, cinco veces más que el actual, y una dimensión entre los dos lados de las vías de 37 metros, además de un gálibo vertical mínimo de 3,30 metros. Estas proporciones son una de las cosas que más llaman la atención en la visita de El Día de Valladolid a las obras. Aunque estar sobre el terreno permite  apreciar el complejo proceso de hincado,  mediante empuje oleo-dinámico, del cajón bajo las vías. Una tarea que exige de gran precisión para no ocasionar desajustes en las vías del tren. Precisamente se optó por la propuesta de hincar dos cajones desde el lado de Las Delicias porque esto permitió reducir el plazo de la obra en nueve meses y dejarlo en 20, además de garantizar el tráfico ferroviario.

«El cajón peatonal estará empujado (hincado) en octubre. Se ha buscado interferir lo menos posible en el funcionamiento ferroviario. Por eso los trabajos se realizarán en horario nocturno por la posible afectación al paso de los trenes», detalla el concejal de Planeamiento, Manuel Saravia. Una vez superado este hito se comenzará con la urbanización, que implica un gran movimiento de tierras porque hay que rebajar la actual cota del terreno a la altura del cajón (se calcula un desnivel, desde la vía, de 5,30 metros). Esto permitirá dar forma a la gran plaza, con taludes ajardinados, que se prolongará hasta la avenida de Segovia. «Toda la zona colindante se urbanizará como  un jardín, que integre los distintos accesos».

Ascensor. Un desnivel que por el lado de la calle Estación,  en los accesos peatonales entre la calle Labradores y Panaderos, se salvará con rampas, escaleras y también un ascensor para las personas con problemas de movilidad. Además, la fisonomía de la calle Estación cambiará radicalmente con el derribo del muro que protegía las vías. En un parte de la calle ya se puede apreciar lo que implica este cambio que, además, conlleva la ampliación de la acera. 

La previsión es que en el tramo inicial de esta calle, hasta la altura de la calle Panaderos, se mantenga una línea de aparcamientos. La reurbanización conllevará también la construcción de un carril bici que discurra paralelo a la vía, la ampliación de las aceras y la instalación de numerosos alcorques con árboles. 

En la zona colindante con el nuevo túnel para vehículos desde la calle Recondo, se aprovechará el retranqueo sobre los terrenos de Adif para ampliar la zona verde y se dotará de mobiliario urbano como numerosos bancos. Además, en varios puntos se podrán ver los restos arqueológicos descubiertos durante estas obras.

Panaderos. Otro de los puntos críticos de este proyecto es la construcción de la rampa para el túnel de Panaderos. Este ramal, que se unirá al que ya está abierto desde la calle Recondo, canalizará todo el tráfico del centro de la capital hacia Las Delicias. Estas semanas se ha estado trabajando en el desvío de las conducciones de la zona para poder vaciar el acceso y se ha registrado algún contratiempo. De hecho, el alcalde reconoció un retraso «sobre todo debido a que una tubería de gas no estaba en el punto en el que se decía que estaba», lo que ha obligado a mover la conducción «entera». Aunque desde el Ayuntamiento se reitera que la empresa se ha comprometido a cumplir el plazo fijado (20 meses) para que la obra esté terminada el próximo mes de mayo.

En esta línea se mantiene la previsión de abrir a finales de año o principios del próximo. Aunque la máxima preocupación del Ayuntamiento es que la empresa adjudicataria, el grupo Marco Infraestructuras, les confirme cuándo se podrá transitar en superficie por la calle Panaderos para que los comercios recuperen la normalidad.  La presión vecinal también motivó que se habilitaran alternativas de aparcamiento ante la imposibilidad temporal de poder acceder a los garajes. El Ayuntamiento gestionó tarjetas de residentes para poder aparcar en tres zonas de la ORA y habilitó un gran aparcamiento en los terrenos de los antiguos talleres de Renfe, con acceso desde la avenida Segovia. Un estacionamiento que sorprendentemente casi no tiene usuarios.

La referencia. El triple paso bajo las vías del tren entre las calles Labradores, Panaderos y la avenida de Segovia costará 14,27 millones de euros, 5,3 millones menos que el presupuesto de licitación, y se construirá en un plazo de 20 meses, nueve menos de los previstos. Para rebajar los plazos, la empresa trabaja en turnos de lunes a sábados, además de optar por la alternativa de la colocación de los cajones bajo las vías que darán lugar a los pasos inferiores, salvo en el caso de Labradores, donde se ha optado finalmente por la remodelación integral. 

Este proyecto de integración, es el primero que se ejecuta en la zona centro. En este área está pendiente la entrega de los suelos de los talleres de Renfe, que ya se ha resuelto en el Catastro, pero el Ayuntamiento está a la espera de que en octubre concluya el trámite en el Registro. Esto permitirá afrontar los trabajos de descontaminación y urbanización de estos terrenos liberados.