Europa logra un principio de acuerdo sobre la nueva PAC

SPC
-

El consejero de Agricultura valora el pacto alcanzando pero apunta que sólo es un primer paso y reclama una aplicación prudente de los 'ecoesquemas'

Imagen de una mujer durante la siembra. - Foto: Pablo Lorente

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea llegaron en la madrugada del martes al miércoles a un acuerdo sobre la nueva Política Agrícola Común para el periodo 2021-2027, y que entrará en vigor en 2023, tras dos días de negociaciones, con cambios como los planes nacionales estratégicos y la introducción de los conocidos como ‘ecoesquemas’. Dos años después de que se presentara por primera vez la propuesta de la Comisión Europea, los países han llegado a un acuerdo, retrasado hasta que se aprobó el presupuesto europeo el pasado julio. «Pensamos que es una propuesta equilibrada y que responde a las distintas sensibilidades. Es imperfecta, pero muy buena», admitió el ministro de Agricultura, Luis Planas. La nueva PAC ha recibido el visto bueno de casi todos los países, excepto Lituania que ha votado en contra; y las abstenciones de Bulgaria, Rumanía y Letonia.
La nueva PAC, que entrará en vigor en 2023, cuenta con varios cambios respecto a la actual. Así, está la introducción de planes estratégicos nacionales por parte de cada Estado miembro en que deberá desglosar sus objetivos y compromisos a nivel europeo en cuestiones como por ejemplo, la lucha contra el cambio climático, y que los países deberán presentar y la Comisión Europea dará su visto bueno. Otra de las novedades presentes en la nueva política son los conocidos como ‘ecoesquemas’, parte de la arquitectura verde, y una de las cuestiones que más divergencias ha provocado en las negociaciones. Se trata de primas y ayudas a ganaderos y agricultores adicionales para que se tengan en cuenta prácticas sostenibles y de acuerdo con la lucha contra el cambio climático, informa Ical.
La PAC tiene un presupuesto total de 390.000 millones, de los cuales España recibirá 47.724 millones en los próximos siete años, según subrayó Planas. «Es una cantidad más que suficiente para responder a los grandes retos que tenemos», apoyó el ministro.
Postura de Castilla y León

Al respecto, el consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, reclamó una aplicación «prudente» de los ‘ecoesquemas’ en la futura PAC, la respuesta que desde la agricultura se pretende dar al Pacto Verde la Unión Europea con el impulso de prácticas sostenibles. Carnero puntualizó que el acuerdo sólo es un primer paso para la reforma de la Política Agrícola Común que regulará el campo europeo. El consejero recordó que la Junta siempre ha defendido que a los ‘ecoesquemas’ no se destinará más del 15% del Primer Pilar, cuando el acuerdo alcanzado establece un 20%, pero matizó que hay que esperar a la evolución de las negociaciones. «Queda mucho trecho por andar para saber cómo será la PAC del futuro», sentenció. También se refirió a la Pacto Verde y recalcó que es un objetivo loable desde el punto de vista medioambiental, pero que debe venir acompañado de «correspondencias».

Las organizaciones agrarias alertan de la ‘letra pequeña’
Las opas de la Comunidad valoraron el acuerdo alcanzado pero alertaron que todavía es pronto para conocer la «letra pequeña» de estas propuestas.Desde Asaja criticaron que no queda probado que la aplicación de los ‘ecoesquemas’ garantice una mejora medioambiental y según su presidente, Donaciano Dujo, «hay serias dudas sobre la efectividad de unas medidas que por el contrario restan competitividad a la agricultura europea, que tiene que competir en un mercado globalizado». Por su parte, desde UPA recibieron de manera positiva el acuerdo y afirmaron que «lo que se conoce del acuerdo no suena mal para los pequeños y medianos agricultores y ganaderos».Además, señalaron que «solo el hecho de que haya acuerdo es positivo, en estos tiempos de enormes incertidumbres». Por último, el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, defendió que la aprobación de la nueva PAC es un «éxito» para el campo de la Comunidad, porque se garantiza el marco presupuestario.