scorecardresearch

Un pregón cargado de humor pucelano da comienzo a las fiestas

DV
-

J.J. Vaquero, Quique Matilla, Alex Clavero, Fran 'El Chavo' y Roberto Chapu desmienten los tópicos que rodean a Valladolid, que "ni es fría ni reservada"

Un pregón cargado de humor pucelano da comienzo a las fiestas - Foto: Leticia Prez ICAL

En tono de humor, como era de esperar, los cinco cómicos vallisoletano encargados de ofrecer el pregón de la Feria y Fiestas de Nuestra Señora de San Lorenzo de Valladolid disfrutaron desde el balcón del Ayuntamiento, en una ocasión que se tornó en especial para ellos. Fue como una actuación ante miles de personas, "pero gratis, perdiendo dinero". J.J. Vaquero, Quique Matilla, Alex Clavero, Fran 'El Chavo' y Roberto Chapu reivindicaron durante su glosa a los barrios de la ciudad, a la hostelería, a la niebla y a la Fasa, como se conocía Renault cuando, recordaron, ellos eran niños. Sin perder la sonrisa y como si de un monólogo resumido se tratara, 'Humor de Protección Oficial', como nombraron al pregón, se celebró entre risas y carcajadas de los presentes y con un desmentido sobre los tópicos que rodean a Valladolid: "Ni es fría ni reservada".

J.J. Vaquero, quizás el más mediático de los cinco, aseguró estar "flipado" porque había estado en balcones con poyata, con tendedero, con maceteros y con jardineras, pero explicó que era la primera vez que "estaba en un balcón con Puente", en referencia al alcalde, que presidió el acto, minutos después de que los pregoneros firmaran en el Libro de Honor.

"La verdad es que para mí es un orgullo y un honor estar en este balcón porque yo soy más vallisoletano que la cencellada…Yo soy de tan de Valladolid que en Madrid se me nota…en el Hormiguero me presentaron a un astronauta y me dijeron 'trabaja en la NASA'; y yo dije, 'es nasero'; me contestaron '¿Qué?' y les expliqué que 'soy de Valladolid, Fasero de la Fasa, pues Nasero de la Nasa"; y me dijeron '¿y autobusero?' y respondí, "de Auvasa", relató con las risas del público de fondo.

El pregón tira de humor para dar comienzo a las fiestasEl pregón tira de humor para dar comienzo a las fiestas - Foto: Leticia Prez ICAL

Vaquero dedicó el pregón a sus abuelos y sus padres, ya fallecidos, pero también a todos los vallisoletanos, "menos para los que cuando hay hueco de aparcamiento para dos coches, ellos aparcan en el puto medio jodiendo un sitio en la Rondilla", un barrió que mencionaron varios de los cómicos, al igual que Delicias, del que Vaquero es originario.

Aprovechó la oportunidad que le dio el balcón para pedir a todas las instituciones que "hagan algo por bajar el precio de la gasolina y de la luz porque hay pucelanos que lo pasan mal para llegar a fin de mes".

Por último, se despidió con una mención para La Eli, asesinada en 2018, que "ya nunca podrá dar este pregón". "Todos sabemos que hubiese acabado dando un morreo al alcalde. Un fuerte aplauso para la Eli y que nos oiga haya donde esté", reivindicó.

Por su parte, Quique Matilla sostuvo que cada vez que acude a Valladolid "recorre una y otra vez todas las calles de la Rondilla". "No me queda otra, no hay un puto sitio para aparcar", se quejó en tono de humor. Aseguró que presume de ciudad "allá donde esté" y enumeró algunos de los monumentos más importantes: "La Catedral, la Antigua, la Plaza Mayor, el Vinos Merino", ironizó, para continuar que el "mayor patrimonio de Valladolid es su gente". "Dicen que somos secos, fríos y reservados: secos para nada, ahí abajo estáis todos bien mojados; fríos… en invierno a cinco bajo cero en pena cencellada no somos fríos, somos del tiempo; y no somos reservados, lo que pasa es que a alguien de Valladolid tienes que 'ganártele' con leísmo, siempre con leísmo. Hay que llevar el leísmo con orgullo y que nuestra patrona sea Le Virgen de San Lerenzo", entonó con chanza.

"Uno de los peores de Valladolid..."

Roberto Chapu se dirigió a los peñistas para reconocer que "les deben todo" porque "siempre les han hecho ser mejores". "Cuando actúo, muchas veces me presentan cómo uno de los mejores cómicos de Valladolid, pero es mentira, soy uno de los peores cómicos de Valladolid. La ventaja, y esto es gracias a todos vosotros, es que siendo uno de los peores de Valladolid, puedes ser uno de los mejores de España", se burló de forma ingeniosa.

Vestido con la camiseta del balonmano Aula Cultural, recordó que nació "en la hípica, en la calle de la Hípica, no es que sea un caballo", pero a principios de los 80 se fue a vivir a Parquesol, "cuando todo era monte". "Orgulloso de mi barrio, aunque se diga que es acomodado, de gente guay y de niños de papá; pues os digo que es mentira, porque en Parquesol hay tanta niebla que no se ve un pijo", se expresó.

Fran 'El Chavo' empezó su discurso recordando que una vez "vino un amigo a conocer la ciudad" y le preguntó: "Oye, ¿qué te ha parecido mi ciudad? Y el me respondió: Umm, vaya… vaya lechazo, vaya pinchos, vaya canapés, que de tapeo por Pucela uno no pierde la ración; vaya abisinios, vaya barras, vaya panes, que aquí la pastelería es cremita y la panadería tiene mucha miga". Enumeró también el tinto, el verdejo, el rosado, el clarete, las salas de fiestas, las discotecas, la Seminci, teatros y Semana Santa, su clima, la niebla, la playa, "porque vaya vaya… aquí si hay playa". Y las fiestas, "porque vengas de donde vengas te sentirás como en tu casa, vayas donde vayas".

Dedicó el pregón "a las personas más importantes de esta ciudad, a todas aquellas madres", como la suya, dijo, que "les tocó hacer de madre y padre a la vez, que han levantado familias ellas solas, fregando portales, escaleras, baños, limpiando lo que nadie quería limpiar, sacando a sus hijos adelante, a los que nunca les faltó un viaje en la feria, un pincho en las casetas y todos los días de verano de playa sin salir de Valladolid".

Culminó Álex Clavero, nacido en Casasola de Arión, un pueblo de Valladolid. Recordó cómo eran aquellos días en los que "venía a la ciudad, a la capital". "Era lo más maravilloso que me podía pasar. Veníamos a ver el Continente… pero no entrábamos. Mi padre daba vueltas alrededor para que viéramos las luces y otra vez para el pueblo. Le dije, ¿a ver cuándo vemos el contenido".

Reconoció que le encanta el ambiente de Valladolid, por "lo menos desde 1900, con sus pinchos, su lechazo y su vino de Ribera". "Hay ciudades donde sales de casa y te toca buscar un bar. En Valladolid sales del bar y te toca buscar tu casa. Por eso hicieron el Duque de Lerma, para orientarte", sostuvo entre risas de los presentes.

Por último, mencionó la Plaza Mayor, con su Conde Ansúrez, su Campo Grande con sus pavos, "sus barrios con sus gentes, sus calles con sus nieblas, su Zorrilla con su pulmonía y su Pisuerga con su cocodrilo del Nilo". "Y dicen que estaba vivo, ¿pero tú sabes a qué temperatura está el río de Valladolid? Si ese cocodrilo está vivo no es del Nilo, es de Norh Face", exclamó.

Y como, precisamente, no se reconoció "frío", le dedicó este pregón a su padre por "enseñarle a amar a esta ciudad, desde su equipo de fútbol hasta los de rugby". "Él jugó en El Salvador; y esto es cierto, no os la estoy dando con Quesos", señaló entre risas, con recuerdo a los dos clubes. Concluyó pidiendo a la gente "que disfrute de las fiestas con normalidad y con respeto entre hombres y mujeres".