Las mejores vistas

M.Rodríguez
-

Los Diez Lugares de Ricardo Suárez. Fotógrafo y Músico

Las mejores vistas

1.Calle Santo Domingo de Guzmán. Esta calle, que une el entorno de San Agustín con la plaza de San Nicolás, le parece una de las más bonitas de Valladolid. Aquí, además, explica que comparte el día a día con su compañera Cristina R. Vecino en su estudio El Carrusel-Taller de Fotografía. En este espacio detalla que hacen todo tipo de trabajos fotográficos, impresiones Fine-Art y, puntualmente, exposiciones y proyectos con otros artistas.
2.Museo Patio Herreriano, calle Jorge Guillén, 6. El fotógrafo y músico confiesa que le encanta el edificio que alberga el museo de arte contemporáneo, pero también destaca su contenido, donde habla de las muchas exposiciones que se programan actualmente. Además apunta que ha tenido la suerte de organizar allí este otoño el ciclo de música Unfinished y tocar este jueves con mi grupo Frieda’s Still in Love. En su doble faceta artística, Ricardo Suárez también ha sido uno de los seleccionados para exponer sus proyectos de fotografía en la sala Cero del Museo Patio Herreriano.
3.Desembocadura del Esgueva. Este espacio, ubicado en el parque Ribera de Castilla, es uno de los lugares favoritos del artista vallisoletano. Explica que suele pasear bastante a lo largo de toda la ribera del Pisuerga porque casi siempre ha vivido muy cerca del río. Y en este recorrido tiene localizados rincones que le encantan y en especial este punto donde confluyen el Esgueva y el Pisuerga. Le gusta acudir aquí especialmente en verano, cuando lo escoge para relajase, pero también para realizar fotografías.
4.Mirador Fuente El Sol. El parque de Fuente El Sol, en las inmediaciones de La Victoria, es un espacio verde que escoge para ir a veces a montar en bici. Y uno de los motivos que destaca para esta elección es que al atardecer ofrece una de las vistas de la ciudad que más le gusta. El fotógrafo detalla que desde allí se pueden ver los cerros al fondo y la ciudad metida en el valle. También destaca que merece la pena visitarlo los días de niebla porque se convierte en un lugar precioso para desconectar y estar tranquilo.
5.Galería Javier Silva, calle Renedo, 8. El artista elige este espacio porque trabajo con este galerista desde hace tiempo y este año ha presentado allí su último proyecto de fotografía No Nation. Detalla que la Galería Javier Silva tiene una programación de exposiciones de artistas contemporáneos que considera muy interesante y donde el visitante se puede perder un buen rato con las piezas que hay en el fondo de galería.
6.Cafetería El Minuto, calle Macías Picavea, 15. Para Ricardo Suárez es una de las cafeterías más emblemáticas de la ciudad. En este sentido, reconoce que siempre que tiene un rato puede entra a tomar café. También influye que tiene allí a buenos amigos trabajando y ayuda a sentirse muy a gusto.
7.Bar Ca Mörez, plaza de San Nicolás, 3. En la lista de lugares favoritos del artista también figura el Ca Mörez, un bar de tapas con ambiente familiar y comida casera. Asegura de que tiene la suerte de que está al lado de su casa y le pilla de camino al estudio, así que para bastante allí. También lo elige porque tiene una terraza, en la plaza San Nicolás, que es muy agradable, sobre todo, en verano, con el río y el Puente Mayor al fondo.
8.Studio Hijo, Paseo del Cauce, 65. Este espacio creativo es el taller de dos buenos amigos artistas de Ricardo Suárez, que apunta que lo han puesto en marcha recientemente en el Paseo del Cauce. Aquí programan exposiciones de jóvenes artistas, pero detalla que en la parte de arriba tienen su espacio de trabajo lleno de botes de pintura y piezas en proceso.
9.Mercatiendas Arturo Eyries, Calle Ecuador, 2A. Este es un lugar que le recuerda a su infancia. El artista detalla que se crió en este barrio y que sus padres aún viven allí. Recuerda que hace poco estuvo en este mercado y comprobó que todavía se respira ese ambiente de barrio y comercio cercano que recordaba de cuando era niño. 
10.Calle Cobalt, polígono San Cristóbal. Esta calle está vinculada a su faceta musical por en una de las naves de esta calle tiene el local de ensayo de su grupo Frieda’s Still in Love. De hecho, apunta que después de tantos años han pasado bastante tiempo allí. Por eso le gusta este calle sobretodo los domingos, cuando no hay gente ni tráfico, un momento en que asegura que el polígono tiene un aspecto de zona industrial un poco decadente que le atrae mucho.