Un año de cárcel por robar joyas en una residencia de Tudela

D.V.
-
Detenida por hurtar joyas en la residencia que trabajaba

Entre las víctimas figura incluso una hermana de la encausada, que trabajaba en labores de limpieza y como gerocultora. Los hurtos se sucedieron durante cinco años en el Centro de Mayores Virgen del Duero

El Juzgado de lo Penal número 2 de Valladolid ha impuesto una condena de doce meses de prisión a una empleada de limpieza y gerocultora por un delito de hurto de joyas cometido entre los años 2013 y 2018 entre los residentes del Centro de Mayores Virgen del Duero de Tudela. Aunque la Fiscalía había solicitado una condena de año y medio, la juez titular ha rebajado la pena en seis meses, situándola en un año, a la vez que incluye, en concepto de responsabilidad civil, la obligación de la condenada de indemnizar a sus seis víctimas con cantidades que suman 3.740,41 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La acusada fue juzgada por hechos no solo cometidos en el referido centro sino también en el piso de su propia hermana, que figuraba como principal damnificada en la lista de víctimas en cuanto al importe del botín obtenido. En el caso del Centro de Mayores Virgen del Duero de la localidad de Tudela de Duero, comenzó allí a trabajar el 1 de octubre de 2011 en calidad de gerocultora para cuidar a ancianos y asistidos y para realizar también labores de limpieza en habitaciones. Así, valiéndose de su condición de trabajadora de la residencia, se apoderó de joyas que hurtó del interior de las habitaciones de cinco ancianos residentes y que luego vendió en diversos establecimientos de compraventa de oro y joyas.