scorecardresearch

«Con el PP vamos a gobernar las personas de Castilla y León»

S. Gonzalez
-

La recta final de la campaña es frenética para el candidato del Partido Popular. Fernández Mañueco confía en recibir el apoyo de los ciudadanos para formar un gobierno fuerte y estable.

«Con el PP vamos a gobernar las personas de Castilla y León» - Foto: J. Tajes

¿Qué resultado consideraría bueno teniendo en cuenta que las encuestas parecen que le alejan de la mayoría absoluta?

Yo estoy trabajando para conseguir una mayoría suficiente, que permita un gobierno fuerte que dé estabilidad a Castilla y León y que además sirva para ayudar a España. Estoy convencido que voy a conseguir esa mayoría suficiente, que las personas de la Comunidad van a apostar por esa mayoría suficiente y que va a haber un gobierno en solitario del Partido Popular. La gente sabe que está en riesgo la educación de sus hijos, la sanidad y los servicios sociales de las personas mayores, el cuidado de las personas del medio rural... eso es lo que nos jugamos y creo que va a haber un respaldo al PP.

¿Es optimista entonces?

«Con el PP vamos a gobernar las personas de Castilla y León»«Con el PP vamos a gobernar las personas de Castilla y León» - Foto: J. TajesSoy optimista. Lo percibo en la calle, en los mítines, en cómo se acerca de cariñosa la gente, con ilusión, con esperanza; me siento el presidente de la ilusión y de la esperanza.

¿El 14 de febrero tomará la iniciativa para hablar con los grupos políticos que le puedan dar esa mayoría o tiene alguna línea roja?

Bueno, yo soy una persona dialogante. Vamos a ver qué es lo que deciden los ciudadanos de Castilla y León y a partir de ahí valoraremos. Hay que ser respetuoso, pero vuelvo a insistir, tiene que haber un mandato claro, hay que concentrar los esfuerzos. Y un gobierno del Partido Popular garantiza los servicios públicos, una bajada de impuestos, la reactivación de la economía, la creación de empleo, la apuesta por el campo, la reivindicación de infraestructuras... esto es lo que está en juego.

Aunque quiere un resultado claro y nítido, parece que está muy complicado una mayoría absoluta. ¿Estaría dispuesto a gobernar en coalición con Vox o prefiere su apoyo desde fuera?

Bueno, en estos momentos partimos todos de cero. Ahora mismo las urnas están vacías y hay que llenarlas de votos. Somos el único programa que apuesta por proteger los servicios públicos, que tiene una política económica fiable y capaz de crear empleo… Hay que esperar a las elecciones, hay que tener respeto especialmente con las personas de Castilla y León.

Ya tiene experiencia en gobierno de coalición, ¿lo volvería a repetir?

Lo he repetido hasta la saciedad. Necesito un gobierno en solitario, fuerte, que no necesite de hipotecas, de trabas; porque eso es poner en riesgo todo lo conseguido hasta ahora, arriesgar la gestión de todos estos años. Y además, agradezco mucho a a los compañeros del partido o a otros líderes de fuera, pero que tengan claro que aquí nos vamos a gobernar las personas de Castilla y León, no va a venir nadie a decirnos qué va a ocurrir. Y desde luego, insisto, quiero un gobierno en solitario, estoy convencido de que voy a tener un gobierno en solitario.

¿Teme que la abstención, especialmente en el medio rural, pueda perjudicarles teniendo en cuenta que el PSOE gobierna en la mayoría de municipios de más de 20.000 habitantes y tenga un voto más urbano?

Bueno, yo creo que el Partido Popular y Castilla y León somos un ejemplo de sintonía, como dos amigos cercanos con una relación duradera de forma permanente. Somos el partido de la tierra, el que tiene un representante en cada barrio, en cada uno de los municipios y, además, somos capaces de defender esos planteamientos en todos los niveles: autonómico, estatal, europeo. Por tanto, yo estoy convencido que va a haber una movilización en masa de la gente del Partido Popular, la que confía en nosotros, la que votó en alguna ocasión al  PP y la que nos ve con cariño aunque haya votado a otras formaciones.

La despoblación es el problema más grave de la Comunidad. ¿Realmente tiene solución? ¿existen medidas reales y posibles que puedan revertir este proceso?

La despoblación es un problema global, no es solo de Castilla y León, sino de toda Europa. Probablemente cuando digo global es universal. La gente quiere irse a vivir a las ciudades y a la costa, pero hay dos opciones para luchar contra la despoblación: la de Sánchez, que no ha hecho nada en estos cuatro años, y la de los gobiernos del PP y de la Junta de Castilla y León, que garantizamos los servicios en el territorio pero queremos crear oportunidades de empleo en el mundo rural.

A mi me gustaría entenderme con el gobierno de España pero es que las cosas que hace atacan el medio rural. Por ejemplo, hemos tenido que defender en el Tribunal Constitucional la ley de caza, hemos sufrido ataques inexplicables contra el azúcar o la ganadería, o se ha querido cerrar Navacerrada cuando es un factor de desarrollo.

Otro de los problemas importantes es la sanidad, en especial la rural. ¿Hay demasiada demagogia cuando prometen reapertura de consultorios y otras medidas sabiendo que no hay médicos suficientes?

Nosotros apostamos por los servicios públicos en el territorio, por que se mantengan abiertos los consultorios. Yo prometí que mientras fuera presidente no se cerrarían y no se han cerrado, y ahora lo que tenemos que conseguir es que haya más profesionales para garantizar la asistencia sanitaria con más recursos tecnológicos, con un transporte sanitario de emergencias del siglo XXI y que permita acercar cuanto antes a toda la población a los centros de salud o hospitales. Todo esto es crucial y no es que crea que es posible, es que voy a blindar por ley que no quede a la ocurrencia de un presidente, consejero o partido político. Hay que hacer un pacto por la sanidad y negociarlo con los profesionales, ayuntamientos y diputaciones y con las fuerzas políticas.

¿Y todo eso cómo se paga en una comunidad tan extensa y con tantas necesidades?

Pues como lo hemos venido pagando hasta ahora, con el modelo de financiación autonómica. Hemos reclamado que no puede haber personas de primera y de segunda, y hemos exigido a Sánchez que haya un modelo que garantice la prestación de los servicios públicos en todo el territorio. Hay fuerzas políticas que hablan de reordenación del territorio o de eliminar municipios, pero el Partido Popular defiende todo el territorio: las ciudades y los municipios; defendemos un equilibrio armónico de la Comunidad y eso es lo que está en juego.

Va a comenzar la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica por parte del Gobierno. ¿Qué mejoras defiende el PP?

En primer lugar, creo que lo que está haciendo el Gobierno es marear la perdiz con el modelo de financiación autonómica. Si consideramos el modelo como una tarta, y no se hace más grande, alguien va a ganar y alguien va a perder; y desde luego ya sé a quien quiere beneficiar Sánchez. Veo muy contento a gente como Rufián o Bildu y sé quién va a salir perdiendo en esta historia, que es Castilla y León. Pero nosotros no vamos a consentirlo porque el Partido Popular es como un equipo de fútbol, estamos en el campo de juego, estamos jugando el partido, mientras otros están en la grada gritando, animando o vociferando… y eso ayuda, pero quien mete los goles o para los penaltis son los jugadores. Y los jugadores en Castilla y León es el Partido Popular, el resto está en la grada. 

Sobre los criterios, la población sí pero teniendo en cuenta todas las circunstancias: la baja densidad, la dispersión geográfica y el envejecimiento. Nosotros lo que queremos también es que se tenga en cuenta la superficie, porque se nos llena la boca de agua hablando de la transición energética y los bosques de Castilla y León, que son los que están haciendo de auténticos sumideros de CO2, pero luego no se tiene en cuenta para nada. Y por qué no se tiene en cuenta también el número de kilómetros autonómicos que son utilizados por todos los españoles, incluso por personas de otras nacionalidades; y nuestro patrimonio, nuestro medio ambiente, nuestra riqueza geográfica… eso se tiene que tener en cuenta, se tiene que valorar.

¿Y si usted es el presidente llevará la voz de todos los castellanos y leoneses, dado que hay un acuerdo de Comunidad firmado por todos los partidos en la pasada legislatura?

Yo soy la voz de Castilla y León y voy a dar la voz a la gente, hay otros que vienen de fuera a dar órdenes. Quien representa a las personas de esta tierra soy yo, soy el único que es capaz de tener la experiencia suficiente, de proteger todo lo que hemos conseguido hasta ahora y sobre todo de trasladar un proyecto de futuro. Y de plantar cara a Sánchez cuando ataca a Castilla y León. De verdad, yo quiero entenderme con el Gobierno de España, pero es que lo que no puedo es callarme cuando hay situaciones de agravio claro. Nos parece profundamente injusto.

La cohesión interior es otro de los mantras que siempre se menciona entre los problemas de la Comunidad, pero no se ha encontrado solución. ¿De verdad se pueden eliminar las desigualdades territoriales entre provincias?

Yo apuesto por la igualdad y la cohesión territorial. De hecho, la convocatoria adelantada de las elecciones fue por una deslealtad de los socios de Gobierno de negociación con los socialistas y con un partido local para privilegiar una parte del territorio frente a otra. Conmigo no hay chantajes, conmigo no hay deslealtades. Yo soy una persona de talante moderado, pero cuando tengo que tomar decisiones, tomo decisiones aunque sean arriesgadas. Entiendo que es mejor un Gobierno fuerte y estable que salga de las urnas y que sea la voz de las personas de Castilla y León quien lo diga que no con tránsfugas, en los despachos y de mala manera a espaldas de todo el mundo.

Hay un instrumento que está siendo muy útil para la cohesión, son los planes industriales, en algunos casos provinciales y en otros territoriales, como los de los valles mineros, el de Tierra de Campos, el plan Soria conectada y sostenible, el de Bejar o Benavente. Ya hemos anunciado el plan de la Raya transfronteriza para Zamora y Salamanca, se trabaja en el de Segovia, etc. Son instrumentos que apuestan por la inversión pública y por dar facilidades al sector privado para que se puedan asentar. Es crucial no solo poner alfombra roja a los empresarios sino también apostar por los trabajadores, darles formación y ayudas a las empresas para que contraten aquellas personas que están en sectores más difíciles de encontrar trabajo: jóvenes, mujeres, mayores de 55 años…

¿Una fiscalidad diferenciada puede ser también un instrumento válido?

También puede permitir generar actividad económica en todo el territorio y por lo tanto que haya población y asentamiento. Me parecen muy importantes los servicios públicos, el acceso a la vivienda, especialmente en el medio rural, también el transporte, no solo el rural sino en las áreas metropolitanas. Pero también destinar dinero para que se instalen empresas en el medio rural, a través de planes industriales, es un instrumento que puede ser eficaz.

Uno de los aspectos novedosos que ha incorporado esta campaña es la descentralización. ¿El PP considera positivo descentralizar consejerías o empresas públicas.?

Este es un debate que hay que hacer con seriedad y con rigor, no se puede hacer en campaña electoral para conseguir unos cuantos votos. En Castilla y León nos damos cuenta de muchas cosas y nunca tantos ministros han venido en tan poco tiempo durante los últimos años. Ha sido una cosa absolutamente… yo lo he denominado el turismo electoral de los ministros. Han venido más que nunca, han prometido más que nunca y se olvidarán de nosotros como siempre después del 14 de febrero. La descentralización administrativa se tiene que hacer con seriedad y discreción entre administraciones públicas. No puede ser que el presidente del Gobierno venga y anuncie en un mitin que va a crear el centro nacional de no se qué… tiene que hacerse entre administraciones, por parte del Gobierno de España con todas las comunidades autónomas.

Pero lo que queremos es que haya una apuesta clara a través de los fondos europeos, no puede entenderse eso como una cortina de humo para disfrazar que no vengan fondos europeos a Castilla y León. Eso tiene que quedar meridianamente claro.

¿La Junta también está dispuesta a su propia descentralización?

Si yo le estoy pidiendo al Gobierno de España que no hable de esto en campaña electoral, no voy a cometer ese error. Eso será un debate que tengamos que hacer entre todas las fuerzas políticas con posterioridad a la celebración de las elecciones

¿Cómo le explica a la gente que todas estas medidas que ahora promete no se hayan tomado en los 35 años de gobierno del PP?

No, no, no. Mire, le voy a decir, Castilla y León forma parte de un todo que es España. Y ¿cuándo se ha producido esta situación, cuándo se ha acrecentado esta situación de despoblación y de crisis económica? Cuando ha gobernado el Partido Socialista. Estábamos recuperando empleo y desde 2018 para acá ya viene más gente de la que se va. Ahora es verdad que tenemos que hacer un esfuerzo en incrementar el número de nacimientos en la Comunidad, por eso apostamos por las políticas de familia y de natalidad, educación gratuita de cero a tres años, cheque bebé… o sea, lo que estamos es evolucionando. Hemos conseguido muchas cosas, nos podemos sentir orgullosos, yo desde luego me siento orgulloso. 

Como le decía antes hay sintonía entre los ciudadanos y el PP y eso es porque somos capaces de ir adaptándonos a las circunstancias. Tenemos que apostar por retener el talento y por que esa gente que se fue tenga oportunidades de volver con un proyecto industrial claro y haciendo de Castilla y León el mejor lugar para vivir. Somos la comunidad más importante en producción de vehículos, entre las cinco europeas con mayor capacidad; pero también somos punteros en la industria agroalimentaria o en el sector farmacéutico y en algunos otros. Estamos evolucionando, nos estamos trasformando, estamos modernizando esta tierra y eso es lo que está en juego. ¿Queremos que vayan las cosas en sentido contrario o en sentido favorable?

¿Les ha perjudicado este desembarco de ministros, del presidente del Gobierno y de líderes nacionales?

Mire, el Partido Popular siempre ha sido un partido que cuando ha tenido elecciones de todo tipo ha recibido el apoyo de dirigentes de la dirección nacional y de otras comunidades autónomas, somos un partido acogedor, pero aquí quien toma las decisiones de cuál es la estrategia, de qué es lo que tiene que ocurrir en Castilla y León somos las personas del Partido Popular de Castilla y León. Soy yo, que soy el presidente, quien marca el mensaje y, por supuesto, cuál es la política. No pasa como en otros partidos políticos que hay 'paracaidistas' que vienen, que dan las órdenes y que luego se van; aquí estamos hablando de que tenemos un partido sólido, que venimos gobernando desde hace mucho tiempo y que tenemos capacidad de decisión.

¿No se volverá a repetir entonces la foto de la firma de un pacto de gobierno entre dos dirigentes nacionales?

Bueno, ese no es un problema porque lo que yo quiero es que haya un Gobierno en solitario. Pero la cuestión no es la firma de dos dirigentes nacionales de dos partidos, sino la capacidad de autonomía y decisión que tenemos en Castilla y León. En el PP tenemos autonomía, hay otras fuerzas políticas que no la tienen, en las que todo se decide en Madrid: el candidato, las listas, la estrategia, los pactos. No es una cuestión que dependa de nosotros, es una cuestión que depende de otras fuerzas políticas, pero como yo quiero un gobierno en solitario y estoy convencido de ello, estoy por supuesto convencido de que no se va a producir esa situación.

Pero ustedes apelan a que estos comicios sean un escalón para llevar a Casado hacia La Moncloa

Bueno, yo no estoy apelando a eso, yo lo que estoy diciendo es que estas elecciones de lo que van es de Castilla y León, del futuro de los castellanos y leoneses. Y está en juego el futuro que queremos para Castilla y León en España y el único que le otorga peso es el PP y el proyecto que yo encabezo. El resto de fuerzas políticas ni tiene proyecto de futuro para las personas de esta tierra ni tienen autonomía. Solo son piezas en el tablero de los líderes nacionales.

¿Si no se produjeran los resultados esperados y no pudiera formar gobierno, seguiría como líder de la oposición toda la legislatura?

Estoy convencido que voy a ganar, hasta Tezanos reconoce que voy a sacar más escaños que el PSOE. Eso no lo contemplo, estoy convencido de que vamos a gobernar en solitario y con la estabilidad y fortaleza para desarrollar el proyecto de futuro sin trabas ni hipotecas.