El Simón Ruiz busca ser una "referencia" tras su reforma

D. V.
-

El consejero de Cultura, Javier Ortega, visita las instalaciones del centro hospitalario de Medina y las califica como un ejemplo de "concertación institucional"

Obras de conservación y restauración del Hospital Simón Ruiz de Medina del Campo. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

GALERÍA

Obras de conservación y restauración del Hospital Simón Ruiz de Medina del Campo

El consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega, ha puesto las obras de restauración del Hospital Simón Ruiz de Medina del Campo (Valladolid) como un ejemplo de "concertación institucional" y "nuevos culturales del patrimonio". Ortega ha visitado este lunes las obras del Hospital Simón Ruiz acompañado del alcalde de Medina, Guzmán Gómez, y el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez. Declarado Bien de Interés Cultural en 1991, el Hospital ha sido objeto de una serie de intervenciones que comenzaron el pasado año y que concluirán en los próximos días, fruto de la colaboración de la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Medina del Campo y la Fundación Simón Ruiz, que cuenta además con la aportación del programa 1,5 por ciento cultural del Ministerio de Fomento. El consejero ha señalado que todos los agentes implicados se han coordinado para articular la actuación en el interior de la iglesia y la restauración de las cubiertas, con objeto de que este bien constituya "un punto de referencia y motor de desarrollo económico de la zona".

Para Ortega es "imprescindible" impulsar y liderar la coordinación de esfuerzos de las instituciones que trabajan en el territorio para "favorecer su desarrollo". Uno de los retos para esta legislatura, como ha recordado, es la "puesta en valor" del patrimonio cultural de la Comunidad como factor de desarrollo, fomentando la colaboración público-privada en el ámbito de la conservación y promoción del mismo. En este sentido, el consejero ha asegurado que el cuidado del patrimonio cultural es "responsabilidad de todos" y entre todos se deben "buscar fórmulas de concertación institucional", priorizando la "sostenibilidad de la gestión" y el "impacto social" de cada una de las inversiones en la conservación de los bienes culturales y buscando "nuevos usos culturales para el patrimonio". La Consejería considera que este bien es un "ejemplo" de su estrategia en materia patrimonial, al plantearse el uso para el antiguo hospital general como centro de dinamización económica que "aúne servicios de formación, promoción e innovación para las empresas y como generador de empleo y emprendimiento".

Por su parte, el subdelegado del Gobierno, Emilio Álvarez, ha resaltado que el 1,5 por ciento cultural es "el único" mecanismo del Gobierno para intervenir en la conservación de estos bienes, ya que las competencias están transferidas a las comunidades autónomas. Álvarez se ha felicitado por que esta participación gubernamental haya supuesto, en el caso del BIC medinense, el 75 por ciento del presupuesto total de la obra, al tiempo que ha recordado que Castilla y León ha resultado "muy beneficiada" en la última convocatoria de proyectos que recibirán esta aportación, con 13 de 99 proyectos, dos de ellos en la provincia de Valladolid (fábrica de harinas de Medina de Rioseco y castillo de Peñafiel). Este edificio, fundado por el banquero Simón Ruiz Envito, su gran mecenas, fue construido entre 1591 y 1619 con el fin de refundir los numerosos albergues y hospitales que por entonces había en la villa. Se trata de una construcción de ladrillo y piedra, de planta cuadrangular, cerrado, plano y rotundo urbanísticamente, concebido como un convento, con un gran patio central cuadrado con dobles galerías de nueve arcos de medio punto sobre pilares cuadrados y la iglesia en un extremo. La figura de este personaje y su trayectoria se puso en valor en 2017 con la protección y difusión del Archivo documental de Simón Ruiz, que se declaró Bien de Interés Cultural por constituir un conjunto documental único en su género en España, clave para entender las actividades comerciales, la banca y los canjes de letras de cambio en la Europa de la segunda mitad del siglo XVI y primer tercio del siglo XVII.

Las obras de conservación y restauración del Hospital iniciadas el pasado año se centran en la estructura principal, al presentar problemas de entrada de agua, lo que estaba ocasionando el deterioro de algunos elementos. Por ello, la Consejería de Cultura y Turismo concedió a la Fundación Simón Ruiz una subvención de 500.000 euros, con el fin de restaurar la cubierta de la iglesia y el ala nororiental del Hospital. A estas obras se unen las que está llevando a cabo la Fundación, con la ayuda del programa del 1,5 por ciento cultural del Ministerio de Fomento, para restaurar el interior de la iglesia.