scorecardresearch

CyL recupera la construcción de 4 presas en León y Palencia

P. Velasco
-

El nuevo plan hidrológico de la ConfederaciónHidrográfica delDuero, que se encuentra en fase de información pública, prevé que las infraestructuras del río Órbigo estén concluidas en el año 2028

Imágenes de archivo del río Cueza desbordado a su paso por la provincia palentina. - Foto: Óscar Navarro

La construcción de nuevas infraestructuras hidráulicas para la mejora de la regulación de la cuenca del Duero era uno de los asuntos más esperados del plan hidrológico tanto para las administraciones como para los regantes. L a Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha publicado recientemente a exposición pública dicha informació en incluye varios de estos proyectos en las provincias de Palencia y León que se encontraban paralizados desde hace años, como denunció la Junta de Castilla y León, pese a contar incluso en algunos casos con la declaración de impacto ambiental. Mientras tanto, desde la CHD se remitían a la publicación del plan hidrológico para conocer el futuro de estas presas, que se ha retrasado hasta mediados de junio.

Finalmente, según la documentación consultada por este periódico sobre las medidas que se van a adoptar de 2022 a 2028, la CHD ha decidido recuperar la construcción de cuatro presas en las provincias de Palencia y León, que eran «imprescindibles» para la Consejería de Agricultura, pero ha dejado fuera una en el río Cega a la altura de Lastras de Cuéllar (Segovia).

Precisamente, la sostenibilidad del regadío es uno de los temas importantes abordados en el borrador del plan y se vincula a la necesaria garantía de suministro en un horizonte de reducción de aportaciones por efecto del cambio climático tanto para los regadíos existentes como los nuevos de Payuelos y La Armuña. Los interesados cuentan ahora con un plazo de seis meses para presentar propuestas, observaciones y sugerencias que podrán incorporarse al documento final. Por otra parte, la CHD celebrará distintas sesiones de presentación del Plan para facilitar el estudio del documento y poder formular alegaciones, además de talleres de participación activa y sesiones específicas de carácter presencial.

En dichos encuentros se informará sobre estas actuaciones que afectan principalmente a las provincias de León y Palencia pero que beneficiará a la regulación de toda la cuenca del Duero.  Precisamente, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, advertía el año pasado de la necesidad de «desbloquear» estos proyectos de balsas contempladas ya en el anterior plan hidrológico que todavía está vigente. En ese momento reclamó a la CHD que se avance en esta materia porque «el tren del regadío no puede parar».

Proyectos.

Las primeras dos presas se desarrollarán en la provincia de León con el objetivo de incrementar el sistema de regulación del Órbigo y sus afluentes, dado que la regulación actual resulta insuficiente para paliar los déficits producidos durante los años de mayor sequía debido a que no existe una infraestructura de almacenamiento que permita acumular los excedentes de agua en los periodos más húmedos.

La mejor solución planteada es la construcción de las presas de La Rial y de Los Morales, dentro de la comarca del Páramo Leonés, que se han encontrado con la oposición de algunos municipios de la zona. En concreto, las presas propuestas se ubicarán en el arroyo Barbadiel, en el municipio de Carrizo de la Ribera, y en el río Morales en Villanueva del Carrizo.

Las otras dos presas planteadas en dicho plan son en la provincia de Palencia, concretamente para aprovechar el caudal del río Cueza. Finalmente se ha optado por ese proyecto de regulación adicional de la cuenca del río Carrión para garantizar el riego en 58.600 hectáreas en Palencia y Valladolid. La alternativa elegida -cuya declaración de impacto ambiental  se somete estos días a información pública- es la construcción de dos embalses con una capacidad conjunta próxima a los 57 hectómetros cúbicos. Estas obras también se han encontrado con la oposición de vecinos de los municipios afectados, aunque de momento habrá que conocer la resolución de la declaración de impacto ambiental.