scorecardresearch

Casado garantiza una financiación que cubra los costes

SPC
-

El presidente nacional del PP avanza su apoyo al sector del automóvil y apuesta por «cumplir los compromisos adquiridos» con las cuencas mineras

El presidente nacional del PP, Pablo Casado, levanta el brazo de Fernández Mañueco durante la clausura del congreso autonómico. - Foto: Campillo (Ical)

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, prometió ayer en León que cuando llegue a la presidencia del Gobierno de España elaborará un sistema de financiación autonómica que «cubra las necesidades de las comunidades autónomas en las que los servicios públicos cuestan más por la despoblación y la dispersión».

Así lo avanzó el dirigente popular durante su intervención en la clausura del XIV congreso autonómico del PP, donde se mostró de acuerdo con que las comunidades más pobladas y que tienen un incremento demográfico más elevado «requieren de más financiación autonómica» pero puntualizó que para «apoyar a la lucha contra la despoblación» se requiere de una financiación que tenga en cuenta a los territorios donde «existen escuelas con cinco alumnos, consultorios con pocos pacientes o un transporte público deficitario».

Por otra parte, Pablo Casado apostó por «la eficiencia de la energía y la descarbonización» sin que suponga «arruinar a la industria», ya que «todos los españoles están pagando el cierre precipitados de las cuencas mineras y las centrales térmicas». Por este motivo, pidió que «sigan operando las centrales que puedan» y «cumplir con los compromisos adquiridos» con las comarca mineras.

Asimismo, en materia de industria, el presidente nacional del PP hizo hincapié en que un futuro gobierno popular «apoyará al sector», fundamental en comunidades como Castilla y León, para que «pueda sobrevivir» ante la «demonización y subida de impuestos, peajes y combustibles».

Pero mientras llega a la Moncloa, Casado puso del relieve que el PP «seguirá a lo suyo», que no es más que «ofrecer propuestas en positivo frente a las provocaciones de la izquierda» basadas en tres ejes principales como son «el fortalecimiento institucional, la prosperidad y creación de empleo y políticas de bienestar».

«Somos el partido de la España real, la que mira a los compatriotas a la cara para decirles que vamos a resolver problemas y proponemos un gran sí a la unidad de España y la igualdad entre Comunidades independientemente del color de su Gobierno, al estado autonómico en contra de la deslealtad de algunos, a la memoria y justicia de las víctimas del terrorismo, a la Constitución, la transición, la reconciliación y la concordia, a la independencia judicial, a recuperar el prestigio internacional, a apoyar a los cuerpos y fuerzas de seguridad, al empleo, a la reducción de la burocracia, a la calidad educativa y las pensiones dignas, entre otras cosas», concluyó su intervención el presidente del Partido Popular, que cerró el congreso popular.