scorecardresearch

El turismo rural tira de la recuperación del sector

SPC
-

Castilla y León consolidó en 2021 su liderazgo en turismo rural, con 1,4 millones de pernoctaciones y más de 680.000 viajeros, lo que se traduce en incrementos interanuales del 60 y el 80 por ciento

El presidente de la Junta, Fernández Mañueco, muestra el expositor de Castilla y León al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra Reyes Maroto. - Foto: Juan Lázaro (Ical)

El turismo rural tira de la recuperación del sector en Castilla y León, que comienza a «respirar» tras «el sufrimiento de la pandemia» como avalan las últimas cifras publicadas sobre viajeros y pernoctaciones. La Comunidad consolidó en 2021 su liderazgo en turismo rural, con 1,4 millones de pernoctaciones y más de 680.000 viajeros, lo que se traduce en incrementos interanuales del 60 y el 80 por ciento, respectivamente, tal y como puso de manifiesto ayer el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, quien puso en valor unos datos que «dan clara muestras de recuperación», si bien admitió que las cifras se comparan con 2020.

«Venimos de donde venimos», expuso en declaraciones recogidas por Ical durante su intervención en un encuentro con responsables municipales en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se celebra estos días en Ifema Madrid. Minutos antes de visitar el expositor de la Comunidad, abordó los 18 planes de sostenibilidad turística en destinos de Castilla y León, convocatoria desarrollada por el Ministerio de Cultura a la que han accedido las entidades locales gracias a los Fondos Next Generation.

Mañueco destacó que el turismo de la Comunidad es «cada vez más moderno, más digital, más accesible y más innovador» y consideró que uno de los sectores «más castigados» durante la pandemia también será «uno de los elementos de palanca de la recuperación económica y social de Castilla y León y España».

El presidente de la Junta enumeró algunos datos sobre el sector a nivel global, más allá del turismo rural. Así, recordó que ha crecido a lo largo de 2021, con más de 70.000 afiliados a la Seguridad Social, «otro elemento que hace ver el futuro con más optimismo». Igualmente, sostuvo que el gasto turístico total se ha incremento de forma «exponencial», con más de 1.430 millones de euros, un 60 por ciento más que en 2020, cuando no se llegó a los 900 millones. «El sector va al alza y empieza a respirar tras el sufrimiento de la pandemia. Tenemos que poner en valor su importancia y apostar por la ilusión, el progreso, la recuperación económica y social; y el turismo se debe convertir en un motor de recuperación económica y de empleo», alentó.

Así, subrayó que Castilla y León ha llevado a Fitur una «amplia oferta, accesible, segura y de máxima calidad», detallada en cuatro ejes: comercialización, promoción, sostenibilidad y accesibilidad de la oferta turística. Cuenta con presencia de las nueve provincias y del Consejo Comarcal del Bierzo. En este sentido, trasladó la apuesta del Gobierno autonómico por un turismo sin masificación, «algo que demanda la sociedad», en el que tiene cabida «el inmenso patrimonio, la naturaleza y la gastronomía y distintos eventos que se desarrollan en nuestra geografía».

Profesionales.

También aprovechó para transmitir un reconocimiento a los profesionales y el sector empresarial, «que han capeado este momento y han dado lo mejor de ellos mismos». «Son capaces de demostrar esta capacidad de adaptación», incidió. Igualmente, se acordó de las entidades locales, «porque son en muchos lugares los elementos de dinamización relevantes».

Entre otros citó los 14 caminos a Santiago que atraviesan Castilla y León, «más en este año Jacobeo», tras la prórroga a a 2022 por la pandemia; las nueve rutas del vino certificadas por Acevin, «que convierten a la Comunidad en líder en enoturismo»; y un turismo gastronómico que protagoniza «la rica oferta culinaria y calidad de los productos, de todo tipo, gracias a la labor ingente de los profesionales del campo, de la industria de transformación y de la restauración, que hacen un apuesta clara de futuro». «Esto nos convierte en destino obligado de los paladares más exigentes. Es uno de los motivos, además, por los que la gente repite, para probar nuestros vinos y viandas que anteriormente han degustado», sentenció. Mañueco recordó también que la Junta apuesta por un turismo especializado.