scorecardresearch

25 años (más dos), 4 presidentes y más de 2.100 peñistas

M.B
-

La Federación de Peñas del Real Valladolid cambiará de directiva tras seis años después de haber organizado un congreso nacional con 1.000 participantes, unos 60 viajes de aficionados e inaugurar 22 nuevas peñas

Imagen de aficionados y abonados del Real Valladolid en el José Zorrilla. - Foto: realvalladolid.es

La Peña Nuria fue la primera. Desde 1976 lleva formada como tal. Luego llegó Amigos del Paso, con Felipe Sanz a la cabeza. Mientras que El Infierno de Zorrilla, la Petaca, Furia Blanquivioleta, Marcos Fernández y Flipanubla se crearon allá por 1995, justo el año que se fundó la Federación de Peñas del Real Valladolid. Hoy en día hay en Madrid, Ávila, Segovia y en La Coruña... y en varios pueblos de la provincia, como Valdestillas, Medina, Arroyo, Portillo... La última fue la Viga Blanquivioleta, de Montemayor, inaugurada hace una semana. Antes de la pandemia había previsiones de abrir en Burgos, Barcelona y otro buen puñado de pueblos. Pero la covid también afectó a esta asociación y a los aficionados al fútbol y al Pucela. «A pesar de ello, hemos mantenido cifras. Ahora mismo podíamos estar en los 3.000, pero debido a la covid andaremos por encima de los 2.100», señala en una entrevista su actual presidente, José Antonio Pérez Sanz.

Precisamente, la próxima semana, José Antonio y su Junta Directiva (Mario Puertas, Alejandro Ballesteros, Félix Víctor Esteban, Roberto Hernández, Alberto Pérez, Luis Alberto Escudero, Omara Espeso, Juan Carlos Cabo, Pablo Herrador y Javier Alonso) darán un paso a un lado para la entrada de nuevos cargos. 

Lo harán tras seis años y medio, al menos el presidente, que entró en el cargo en octubre de 2015; en un tiempo en el que la Federación ha pasado de una veintena de peñas y unos 200 peñistas con carné pagado; a las actuales 52, tras 22 de nueva creación, y esos 2.100 peñistas (que llegaron a los 2.500 antes de la pandemia).

Felipe Sanz fue su primer presidente. Por entonces se hablaba de que eran 70 peñas y 3.000 miembros. Y tras él llegaron José María Ordax, Luis Miguel de la Fuente y el propio Pérez Sanz. En esos 25 años (más dos que les ha robado la pandemia, como dicen en la Federación) han vivido mil y una peripecias, con tiempos de bonanza y de casi desaparición.

Los últimos seis, quizá, hayan sido los de la recuperación y los de los proyectos. «La idea de esta nueva directiva era y sigue siendo dar un revulsivo a entidad, dándole una mayor presencia en el club, en la ciudad, y, sobre todo, en el estadio, y viajes fuera de casa, con el sueño de recuperar (o al menos intentarlo), lo que un día la FPRV fue», señalan desde la Federación. Con apenas unos días en el cargo, la primera Gala de la Federación de Peñas de aquel 2015 logró sentar en la misma mesa a Javier León de la Riva y Óscar Puente. Ese día se puso la primera piedra del Congreso Nacional que en 2018 trajo a mil peñistas de más de 40 clubes a Valladolid. 

Más de 60 viajes, con el de Oviedo de 2017 como el más numeroso, con dos mil aficionados –«si nos dan 10.000 entradas para Soria en el último playoff, se venden», asegura Pérez Sanz–; un convenio anual renovado con el Real Valladolid y el participar en la puesta en marcha del proyecto 'Turismo Deportivo', pilotada por LaLiga y Aficiones Unidas, junto a la UD Las Palmas son alguno de los hitos estos últimos años. 

Pero sobre todo, el haber recuperado a los peñistas y a ese espíritu asociativo.

«La fundamos entre cuatro o cinco chavalitos del barrio de San Juan»

Ángel Pérez González, más conocido como Gele, sigue al frente de la Peña Nuria, la más antigua de Valladolid. Nació en 1976 y es conocido en la ciudad por organizar una Semana Cultural- Deportiva, con homenajes a exfutbolistas del club blanquivioleta. «La fundamos entre cuatro o cinco chavalitos del barrio de San Juan. La primera sede estuvo en el bar Sanlúcar en calle Veinte Metros», recuerda Gele.

Por entonces, la crearon para jugar al fútbol. Empezaron haciéndolo en el Pinarillo de Jalón, jugando un trofeo en Santovenia. Aunque eran aficionados del Real Valladolid, varios de ellos abonados, y viajaban: «A los campos más cercanos, a Vallecas, a Burgos, a El Sadar...». Gele recuerda que fue César Lomas uno de los más interesados en crear la Federación de Peñas y cuando se hizo allí entraron: «Estaba la de Amigos del Paso, otra en La Rondilla, la Calimero, y alguna más».