scorecardresearch

El gran reto del CD Parquesol

M.B
-

Las vallisoletanas afrontan su temporada más complicada con la reestructuración del fútbol femenino, que conlleva 16 descensos

Imagen del primer día de entrenamiento del CD Parquesol. - Foto: CD Parquesol

El CD Parquesol afronta su tercera temporada consecutiva en la segunda división del fútbol femenino, la Reto Iberdrola. Quizá, y sin el quizá, la más complicada por la reestructuración que vivirá el balompié tras este curso, que conllevará hasta 16 descensos (incluso de hasta dos categorías) de los 32 equipos en liza.

Las vallisoletanas comenzaron los entrenamientos el pasado lunes y debutarán en la Liga, dentro del Grupo Norte, el de la ‘muerte’, el 5 de septiembre ante las catalanas del Levante Las Planas en el José Luis Saso. En su mismo grupo estarán los descendidos Deportivo de la Coruña, Espanyol y Logroñés, más otro puñado de conjuntos que se están rearmando, pagando incluso cláusulas de rescisión por hacerse con las futbolistas que tienen en cartera.

Todo para estar entre los cuatro primeros clasificados al término de la competición. Porque el que acabe primero de cada grupo (Norte y Sur) ascenderá directamente a la Liga Iberdrola; los situados del segundo al cuarto se mantendrán en la próxima Segunda; mientras que los clasificados del quinto al décimo deberán jugar por la permanencia ante los que acaben en los mismos puestos del otro grupo. Del 11º al 14º se desciende a Tercera; y los dos últimos caen a Nacional (es decir, dos categorías menos de la actual Reto Iberdrola).

Así, la temporada 2022-23 habrá una Primera, con 16 equipos; una Segunda, con otros 16; una Tercera, con 32; y una Primera Nacional, con 96. Las dos primeras serán ligas profesionales.

«Queremos salvar la categoría pero sabemos que es muy difícil», reconoce Francisco Casquero, director deportivo del club desde hace unos meses y encargado de confeccionar, junto al técnico, el hombre de la casa Jaime Bermejo, la plantilla. «Ilusión no nos va a faltar. Estamos fichando chicas de Nacional, que es donde podemos llegar, porque se han ido algunas incluso pagando cláusulas de rescisión», reconoce Casquero sobre el mercado este verano.

De la temporada pasada siguen once jugadoras: la portera Yanira Díaz-Flores, las defensas Sheila Prada, Regi Jaime e Iria Castro; las centrocampistas Natalia Arranz, Marta Charle, Hana Takase, Irene Cimas, Lucia Sastre y Sandra Calvo, y la delantera Sara Buitrago. Mientras que se han incorporado ya de manera oficial las porteras Jimena Vicario (internacional sub 16) y Saray Vázquez; las defensas Rebeca Cuesta, Noe Díez y Ame Atiq; las medios Elisa Tome, Paula Durán, María Gómez y Ángela Mera; y la delantera Alba Jiménez. «Una de las apuestas será por el conjunto B, del que esperemos que se pueda nutrir el A», añade el director deportivo de la entidad vallisoletana. Con todo, se está trabajando en la llegada de dos futbolistas foráneas, que aporten un salto de calidad. 

El CD Parquesol, además, ha potenciado su sección femenina, que este año contará con siete equipos, cuatro sénior, un benjamín y dos alevines; siendo ya la clara referencia de Castilla y León.

Con uno de los presupuestos más bajos del grupo (Barcelona B, Seagull, Pradejón, Espanyol, Racing, Atlético Osasuna, Zaragoza, SE AEM, DUX Logroño, Atlético B, Sporting y Deportivo serán sus rivales), el club vallisoletano, que busca patrocinador, tiene ante sí uno de los mayores retos de su historia.

Jaime Bermejo.

Al frente del equipo seguirá Jaime Bermejo, el hombre que se hizo cargo del banquillo naranja el pasado mes de febrero tras la destitución de Rubén Jiménez. Junto a él estarán esta temporada en el cuerpo técnico Raúl Martín, Bauti, Jorge Manrique y Guillermo Mucientes. Bermejo logró mantener al Parquesol en la Reto Iberdrola y continuará dirigiendo al equipo en la complicada temporada que arrancará en un mes.

Sin acuerdo con el Real Valladolid

El Real Valladolid lleva un par de años, desde la llegada de Ronaldo a la Presidencia, hablando de la creación de una sección femenina dentro del club. Y muchas miradas se posaron en el Parquesol y la posible fusión de ambos proyectos, como ya ocurrió con el baloncesto. A pesar de que sí ha habido conversaciones, incluso para acuerdos puntuales para la cesión de algunas plazas en la Residencia del Pucela, finalmente no ha habido entendimiento y el Parquesol seguirá de forma independiente y el Real Valladolid esperará a comenzar su proyecto en femenino.