scorecardresearch

Folclore castellano, electrónica y homenaje a Lorca

M.B
-

El dúo formado por Alberto Domínguez y Héctor Varela, que acaba de regresar de Mallorca, abre una nueva sección en El Día de Valladolid dedicada a la escena musical local

Dulzaro, en plena actuación en Mallorca. - Foto: Diana Varela.

Alberto y Héctor se conocieron encima de un escenario en 2018. Casi por casualidad. A Alberto le faltaba un batería para tomar parte en el concurso Onda Rock y una amiga en común pensó en Héctor. Ganaron el certamen y al año siguiente actuaron en la Plaza Mayor, como teloneros de Ana Belén. Allí, aunque lo dicen a regañadientes, ya se vio un germen de Dulzaro, proyecto que nació hace un año, que les ha llevado ya a compartir escenario con la Orquesta Lauseta en Mallorca y que en breve les volverá a traer a su casa, a Valladolid.

Héctor viene de la música clásica. Se ha pasado media vida en el Conservatorio. Es hombre de orquesta con vena roquera. Alberto siempre ha hecho teatro, aunque estudió guitarra, voz, ópera... y le gusta la música electrónica. 

Alberto pone la voz, pura, desgarrada, de muy diferentes registros; también la performance, con un sombrero cordobés característico y baile cuando es necesario. Héctor la percusión, siempre orgánica, además del manejo de la electrónica.

Los dos forman Dulzaro, el grupo que en julio de 2021 se hizo con el primer premio del Concurso de Bandas Emergentes de Toro y que fusiona el folclore castellano y la electrónica en un homenaje a Lorca que va más allá de un concierto, convirtiéndose en un show sobre los escenarios.

«Dulzaro nace de la necesidad de expresar nuestro folclore a través de nuestra visión y con las herramientas que tenemos. A nuestra manera pero desde el respeto», arranca Alberto explicando qué son. Él comenzó este proyecto en enero del año pasado, a raíz del confinamiento: «A Lorca siempre se le ha considerado flamenco y nosotros somos de Valladolid. Queríamos darle una vuelta de tuerca; y reivindicar la música tradicional». Así, comenzaron con 'La Tarara' y continuaron con 'Córdoba'.  «No es un concierto, es un show, un espectáculo total», añade Héctor sobre lo que se encuentran los espectadores que van a verles: «Queremos trasmitir, que la gente se emocione y que luego quiera investigar más en nuestro folclore».

Sus conciertos, o mejor dicho sus shows, duran algo más de una hora. Aseguran que son viajes, que empiezan muy oscuros, pasan al romancero gitano y poco a poco acaban de manera feliz, con reminiscencias siempre castellanas: «Lo llevamos fuera y con mucho orgullo».

Han tocado en Zamora, en Valladolid, en Madrid, hace poco en Mallorca... «Para gente joven y mayor. Dulzaro es un proyecto en evolución –en la isla versionaron La Dama de Mallorca–, que bien puede cuadrar en un Sonorama o en un teatro o en una biblioteca», aseguran. A finales de año verá la luz su primer EP, 'San Gabriel', con algunas de sus principales canciones.

El nombre es original y busca una conexión con la música tradicional. Por eso su ilusión es poder tocar un día con la dulzaina.

Formación

VOZ, COMPOSICIÓN Y SINTETIZADORES: ALBERTO DOMÍNGUEZ

PERCUSIÓN: HÉCTOR VARELA

Próximos conciertos

19 de abril. Biblioteca Pública. Valladolid

20 de abril. Biblioteca Pública. Ávila

22 de abril. Biblioteca Pública. León

23 de abril. Plaza España. Arroyo