scorecardresearch

El subdelegado confiesa su preocupación por la desaparecida

D.V.
-

Apunta que la investigación ya ha dejado la hipótesis de la voluntariedad para pasar a ausencia "forzada"

El subdelegado confiesa su preocupación por la desaparecida - Foto: SOS DESAPARECIDOS

A medida que transcurren los días tras la desaparición de Esther López de la Rosa, el pasado día 12 de enero, en la localidad vallisoletana de Traspinedo, de la que es vecina, el curso de las investigaciones ha llevado al subdelegado del Gobierno en la provincia, Emilio Álvarez Villazán, a seguir muy de cerca las mismas con "máxima preocupación" después de que la hipótesis de la supuesta voluntariedad haya sido sustituida en las últimas horas por la de "forzosa".

La secuencia de lo ocurrido aquella tarde-noche es que la desaparecida estuvo en un bar con unos amigos viendo por la tele el partido de la Supercopa entre el Barcelona y el Real Madrid y más tarde se desplazó a casa de uno de ellos, acompañada del chico que la había llevado hasta el local tras recogerla en casa de sus padres, para luego, volver a subirse ambos al coche con destino al domicilio de ella.

En el trayecto, el conductor, según ha reconocido ante la Guardia Civil, tuvo una discusión con Esther porque ella quería prolongar aún más la fiesta, de forma que finalmente se apeó en las proximidades del restaurante 'La Maña', en la Urbanización El Romeral, perteneciente al municipio de Traspinedo. A partir de entonces, la pista se pierde y no se han vuelto a tener noticias de ella.

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, en declaraciones a Europa Press, confiesa su "máxima preocupación" ante el cariz que está tomando la investigación que con el máximo celo sigue la Guardia Civil y, sobre todo, tras una serie de "contradicciones" habidas en los testimonios de los testigos que vieron por última vez a la joven "porque primeramente hablan de que se ha ido a Valladolid, luego que ha estado con ellas en la capital y luego resulta que no..., con lo que los investigadores van detectando que las cosas no están tan claras y que no se trata de una desaparición voluntaria".

NUEVA BATIDA ESTE SÁBADO

La localización última de la joven en las inmediaciones del referido restaurante, donde supuestamente se apeó del vehículo, es lo que ha llevado hasta ahora a centrar la batida realizada el jueves en el entorno y a desarrollar una segunda que este sábado comenzará a partir de las 11.00 horas, ampliándola a algunas zonas de pinares que en la primera no llegaron a cubrirse.

El subdelegado lamenta la tardanza en la denuncia de su desaparición y muestra una "cautela máxima" sobre las posibles causas de la misma. "No sé qué ha podido ocurrir, pero es que no creo que haya nadie en este momento que se arriesgue a realizar una hipótesis. En principio sale con unos amigos, hasta ahí todo va bien, pero luego hay versiones contradictorias...y lógicamente los investigadores están muy celosos en cuanto a no dar una pista para evitar desbaratar la operación si es que hay alguien implicado", apunta Emilio Álvarez Villazán.

El subdelegado también subraya la necesidad de actuar con cautela por "respeto" a la familia de la joven y "evitar causarle más angustia de la que ya de por sí tiene".