scorecardresearch
Santiago González

CARTA DEL DIRECTOR

Santiago González

Director de El Día de Valladolid


La suerte este año no estaba en los bombos de la Lotería

24/12/2021

La situación sanitaria que padecemos estas últimas semanas ha cambiado totalmente la percepción y las esperanzas que todos teníamos puestas en esta Navidad. Hace escasamente un mes había ilusión en las miradas y esperábamos la llegada de estas fiestas para recuperar las tradiciones que el coronavirus nos había robado el pasado año. Pensábamos que la vacunación lo iba a hacer posible, lo veíamos al alcance de la mano y ya prácticamente estábamos disfrutando con ello. De repente, todo parece haberse esfumado, el miedo ha vuelto a una gran mayoría de la población y nos vemos rodeados por el bicho. Nunca había tenido tantos contagiados con la covid-19 en mi entorno familiar, social y laboral como en esta sexta ola, con el peligro que ello conlleva a pesar de la levedad con la que pasan la enfermedad una mayoría de las personas.
Por ello, la suerte esta semana no se encontraba en los bombos del sorteo extraordinario de la Lotería Nacional, sino en evitar el contagio de uno mismo y de los más cercanos, especialmente de aquellos con quienes tenemos previsto cenar o comer durante las fechas más señaladas de la Navidad. De todas formas, como sucede casi siempre -con alguna excepción entre las que yo no me encuentro- la suerte pasó de largo por la provincia de Valladolid y ya hace tiempo que no tocamos pelo con algún premio gordo de verdad. Este día ya es conocido como el de la salud y lo cierto es que por ahora prefiero mantenerme sano en un entorno peligroso por la transmisión comunitaria de la covid, cuyo crecimiento aún no parece que tenga fin próximamente.
Les recomendaría que se cuidaran. Ya saben, las 'seis emes' que no dejaba de recordar la anterior consejera de Sanidad, Verónica Casado -qué homenaje haría falta para esta mujer que se ha dejado la piel y media vida en la etapa más dura de la gestión sanitaria de toda la historia autonómica-: mascarilla, manos, metros (distancia social), maximizar la ventilación, minimizar el número de contactos y me quedo en casa. Pero me temo que ni siquiera eso es suficiente en unos días donde la incidencia crece de forma exponencial y los positivos surgen, en muchos casos, sin saber dónde ni cuándo te has podido contagiar. Por supuesto, que las precauciones y el estricto cumplimiento de las medidas preventivas son el primer paso, pero creo que en estos momentos es necesario que las autoridades políticas, el Gobierno y la Junta de Castilla y León, tomen cartas en el asunto y adopten medidas que eviten muchas muertes y un colapso hospitalario que va a llegar más pronto que tarde si esto sigue así.
La inhibición del Gobierno a las puertas de la Nochebuena es totalmente irresponsable. Pedro Sánchez aprovecha el concepto mal entendido de la 'cogobernanza' para lavarse las manos y dejar que sean otros los que adopten medidas o restricciones impopulares que puedan ser contestadas en la calle por algunos sectores. Los responsables públicos son elegidos para tomar decisiones, pero esto parece que también se les ha olvidado al presidente y consejeros de la Junta de Castilla y León, que están dejando pasar el tiempo mirando hacia otro lado sin hacer nada por temor a las críticas, y más ahora que ya se encuentran en precampaña electoral. Todos ellos se han olvidado de los expertos, ahora echan en saco roto las recomendaciones de éstos cuando hace unos meses se llenaban la boca diciendo que seguían la ruta marcada por ellos.
En fin, que espero que pasen unos días dichosos, en compañía de todos sus seres queridos y con esa alegría que produce el reencuentro. Tengan cuidado, tomen precauciones, pero por favor no se obsesionen. Hay que vivir. Esa es la palabra clave, vivir. Por eso, este año la verdadera suerte no estaba en las bolitas que cantaban los niños de San Ildefonso en el Teatro Real de Madrid, sino en mantener la salud propia y la de todos aquellos a quienes queremos. Espero que me sigan leyendo, así que por favor disfruten de forma sana y tengan feliz Navidad.