scorecardresearch

La seguridad salta al futuro

SPC
-

La Policía Nacional realiza en Ávila el primer vuelo oficial del 'megadron', con capacidad para 220 kilos de carga o personas y 35 kilómetros de autonomía

Imagen del ‘megadron’ en el aire durante el vuelo de prueba del dron UAV EH216 que ha realizado en Ávila. - Foto: Ricardo Muñoz (Ical)

Muy sigiloso, accede a lugares complicados como zonas contaminadas por agentes NRBQ y puede desplegarse en áreas peligrosas tras algún desastre natural. Así es el 'megadron', el agente «tecnológico» con el que la seguridad da un salto al futuro y que ayer completó su primer vuelo oficial en España en las dependencias de la Escuela Nacional de la Policía de Ávila. El dron UAV EH216, un vehículo aéreo autónomo no tripulado y eléctrico conocido como 'megadron', tiene capacidad para 220 kilogramos de carga o dos personas, 35 kilómetros de autonomía y una velocidad máxima de 130 kilómetros por hora. Este robot ha sido donado por la empresa china Ehang a la Policía Nacional, que lo utilizará en misiones de seguridad y emergencia. En concreto, prevé usarlo para acceder a lugares de difícil acceso como zonas contaminadas por agentes NRBQ, zonas confinadas o espacios donde no puedan llegar medios terrestres ni aterrizar helicópteros, si bien «sus posibilidades son inmensas», según aseguró en declaraciones a Ical el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez.

Antes de materializar ese primer vuelo oficial en presencia de las autoridades, entre ellas el director general de la Policía, Francisco Pardo, Rafael Pérez destacó que los sistemas aéreos no tripulados «constituyen un medio tecnológico alternativo para múltiples usos», como «misiones que requieren de un mayor sigilo, el despliegue en zonas peligrosas tras algún desastre natural, accidente o amenaza terrorista sin poner en riesgo vidas humanas o actuaciones preventivas», además de que permiten «facilitar una primera respuesta rápida ante incidentes, apoyar investigaciones y colaborar en la protección de fronteras». El «menor coste operativo» de los drones y la constante aparición de aplicaciones «suponen una gran ventaja», a su juicio, a la hora de elegirlos «en detrimento de los medios tradicionales», si bien en ocasiones su despliegue «puede completar el trabajo de los medios aéreos tripulados».

El secretario de Estado de Seguridad felicitó a la Policía Nacional por «estar a la vanguardia tecnológica» y destacó la experiencia y la dotación de su Unidad de Medios Aéreos, que acumula «cerca de 200.000 horas de vuelo, está formada por más de 200 funcionarios y cuenta con 20 helicópteros, dos aviones, 53 drones de diferentes tamaños y otros medios técnicos». Además, señaló que la institución «está promoviendo una cultura de seguridad aérea que permita el desarrollo de una estructura policial que incremente la capacidad de las unidades» y también «una modernización de los medios», lo que incluye «la adquisición de nueve helicópteros ligeros».

Imagen del ‘megadron’ en el aire durante el vuelo de prueba del dron UAV EH216 que ha realizado en Ávila. Imagen del ‘megadron’ en el aire durante el vuelo de prueba del dron UAV EH216 que ha realizado en Ávila. - Foto: Ricardo Muñoz (Ical)

Transformación digital

El jefe del Servicio de Medios Aéreos, Pedro Prieto, explicó que se hicieron vuelos de prueba en septiembre con el 'megadron' y que este vuelo final, tripulado desde un centro de mando cercano aunque lo puede hacer a cientos de kilómetros, «deja plasmada la tendencia de futuro de la Policía Nacional enfocado a los objetivos de transformación digital. Sabemos que la tecnología va por delante de la normativa, pero esperemos que en poco tiempo lo que hoy es una prueba sea una realidad», añadió.

La directora general de la empresa, Victoria Jing Xiang, declaró el «orgullo» de su compañía por apoyar con su tecnología «a una institución tan prestigiosa como la Policía Nacional» y «posicionarla entre una de las fuerzas y cuerpos de seguridad más avanzadas de Europa y del mundo». Tras calificar este primer vuelo como «un hito muy importante», habló de un «largo camino que comenzó hace dos años», cuando se ofrecieron «a donar mascarillas y este vehículo aéreo autónomo para apoyar a la Policía Nacional en la lucha contra la pandemia», como ya se estaba haciendo en China.