"10 cofradías ya tienen planes B por las obras de la plaza"

R. Gris
-

Entrevista al presidente de la Junta de Cofradías de Semana Santa, Isaías Martínez

"10 cofradías ya tienen planes B por las obras de la plaza" - Foto: Jonatan Tajes

Es presidente de la Junta de Cofradías de Valladolid desde el pasado mes de junio. Vivirá su primera Semana Santa con ilusión, con tensión y con ríos de emoción, aunque no quiere dejar de participar como cofrade en aquellos actos que le apasionan y donde ha estado durante las últimas décadas. Sabe que será una Semana Santa atípica debido a la celebración de las Elecciones Generales y por eso pide a todos los partidos políticos que respeten los espacios de las procesiones y avisa que le tendrán enfrente en el caso de que alguno intente aprovecharse de los actos litúrgicos para captar votos.
¿Cómo se presenta la Semana Santa de 2019?
En un principio, bastante bien porque parte de los objetivos se van cumpliendo y lo que se proyectó se hará realidad. Hay asuntos que se están moviendo como el Encuentro Nacional de Jóvenes de Hermandades y Cofradías para 2020, que era uno de los objetivos que me propuse a mi llegada. Han sido los propios jóvenes de las cofradías los que me han animado y se aceptó por parte de las cofradías. Se están buscando colaboradores y estamos haciendo un documento lo más completo posible para que Valladolid sea sede. 
¿Está usted esperanzado de que Valladolid puede ser elegida como sede?
Sí. La juventud siempre me ha atraído bastante. Lo estamos haciendo bien y vamos a intentar hacer algo digno para la Semana Santa y la ciudad. 
¿Existe algún tipo de novedad?
Las más importantes son el 75 aniversario de dos cofradías y harán sus procesiones para celebrarlo. Son dos procesiones nuevas más otra de los 400 años del Cristo Atado a la Columna, que hará otra procesión hasta la Catedral. 
¿Nuevas tallas o bandas para alguna de las cofradías?
La música siempre se está renovando, pero no hay ninguna banda nueva. En referente a las tallas no hay ninguna salvo el Cristo de la Misión que está en el Palacio Real. Es un busto que no es procesionable y la hermandad ha encargado unas piernas. Va sentado con una túnica y no se verá, pero sí es nuevo. 
¿Cuál es el sentir de las cofradías? 
Se las ve con mucho ánimo. Los presidentes de las juntas de cofradías están viendo que hay más interés que otros años. Siempre hay ganas de Semana Santa. De hecho, cuando se termina el Domingo de Resurrección ya estamos pensando en la siguiente. Tal vez otros años ha habido menos repercusión en los actos que durante el año hacen las cofradías.  
¿Qué balance hace de la etapa de Felipe Esteban al frente de la Junta de Cofradías?
Siempre le he admirado. La agenda que tengo yo ahora me hace ver la gran cantidad de trabajo que tiene el presidente. Felipe Esteban tiene que ser un santo porque habrá tenido problemas y dificultades que gestionar y lidiar y eso con poco tiempo. Ahora le veo y me doy cuenta de que está liberado, bien. Muy relajado y por eso digo que si antes le valoraba, ahora todavía más. 
¿Cuál es el número de cofrades en la actualidad?
No lo sé exactamente. Todos los que han salido en procesión el año pasado son unos 12.500, pero no sé el número exacto de cofrades. Algunas tienen hasta dos mil y pico y otras 300.
¿Se está produciendo un descenso o un ascenso en comparación con los últimos años? 
De unos años para acá sí ha disminuido y ahora parece que está estancado. Espero que a partir de ahora la tónica general sea ir creciendo. 
¿Qué podrían hacer las cofradías para atraer a los jóvenes?
Pues algo como lo que estamos planeando. Celebrar en Valladolid un congreso nacional donde los jóvenes son los protagonistas. En Valladolid se crearía una imagen y los jóvenes que no son de ninguna cofradía puedan tener el gusanillo. Pero no solo esos, sino que aquellos cofrades jóvenes que solo vienen dos días antes de la Semana Santa y no volvemos a verlos hasta el próximo año puedan llegar a ser más participativos en sus propia cofradías. Mi deseo como presidente es que mayor número de jóvenes lleguen a las cofradías. Desde la Junta de Cofradías tenemos que concienciar a la juventud en que participe en la Semana Santa
¿Hay jóvenes que ya son directivos en sus cofradías?
Sí, muchos. 
¿Y mujeres presidentas de cofradía?
Hay dos. La Exaltación de la Cruz en Las Delicias y El Cristo de la Buena Muerte en la iglesia de San Miguel. Había tres pero El Santo Cristo de la Luz ha cambiado este mismo año. 

Esta será su primera Semana Santa desde que accediera al cargo el pasado mes de junio. ¿Cómo espera vivirla? 
El Viernes de Dolores saldré con mi cofradía como cofrade. Llevo muchos años saliendo también con otras cofradías porque realizan actos recogidos que me gustan y pretendo continuar haciéndolo, aunque tenga que ir como presidente. Soy profundamente religioso y, por ejemplo, el Viacrucis que hace la Cofradía del Santo Sepulcro en San Benito me parece precioso y quiero estar. Me encanta el Ejercicio de Las Cinco Llagas, donde rezo en cada una de las estaciones. No quiero dejar de hacerlo.  
¿El hecho de que este año se celebre ya casi a finales de abril (18-19) con el puente por el día de Castilla y León puede suponer un inconveniente por la ausencia de cofrades o, por el contrario, las expectativas de más calor pueden hacer que vengan todavía más turistas?
Me preocupan mucho más los que se van que los que puedan venir. Es bueno que vengan turistas y vean la riqueza que tenemos y cómo vivimos nuestra Semana Santa. Pero hay poca participación de algunos cofrades y si a eso le sumas que se puedan ir de vacaciones... Yo no conozco prácticamente las demás semanas santas de España porque siempre estoy aquí. ?Me acuerdo de que vi con once años las procesiones de Medina de Rioseco. 
¿Puede que haya algunas cofradías de las pequeñas que tenga problemas de asistencia?
Creo que no. Al final, cuando hacemos balance todos los años siempre salen los mismos en las mismas procesiones, con la excepción del Viernes Santo. 
La Semana Santa de Valladolid se presentará en la Casa de Valladolid en Madrid. ¿Hace falta más promoción exterior? 
Yo creo que se hace suficiente. Conozco la promoción que hacen las semanas santa de la Comunidad y todos nos damos la mano más o menos. Este año se ha promocionado más Zamora, pero el interés por parte de la Junta de Castilla y León es hacer esa promoción exterior. Hacer acciones en otras zonas es complicado porque también existen otras semanas santas. De hecho, a parte de lo que hace la Junta de Castilla y León, nosotros intentaremos reunirnos con las casas regionales y ver en qué ciudades hay Casa de Valladolid y a través de los vallisoletanos que estén fuera promocionar y volverles a traer a su ciudad durante las vacaciones. Queremos que contacten con la ciudad y que vivan la Semana Santa. Vienen muchos andaluces y catalanes y sobre todo madrileños. Pueden venir un Jueves Santo e irse en el último AVE del día, y han visto un montón de procesiones. 
¿Tiene algún proyecto o iniciativa para cambiar o modificar algún aspecto de la Semana Santa de Valladolid o cree que no es necesario?
Sí. Una de las ideas es mejorar el local de la Junta de Cofradías. Nuestra sede no reúne las condiciones para la celebración de los plenos. Tenemos que pedirle el Salón de Plenos al Ayuntamiento para hacer nuestras reuniones. O acudir al Arzobispado. Tenemos que reivindicar al Ayuntamiento la cesión de un local lo suficientemente amplio para reunirnos. Y hacerlo sin tiempo. La Casa Consistorial no se puede usar antes de las ocho de la tarde y a las nueve te echan. 
¿Qué relación mantiene con el Ayuntamiento?
Hasta ahora ha sido muy buena. Le hemos planteado el tema de la sala, también asuntos relacionados con algunas publicaciones. Pero antes hablábamos con la concejala de Cultura y ahora hay mucha burocracia. Tienes que solicitarlo a un responsable, que se lo pasa a no sé quién y ese a otro, y luego echa la firma la concejala y después llega a la imprenta, que nos llama para ver qué queremos. En esto se pierde mucho tiempo. Estaría bien hacerlo más ágil. 
¿Se sabe algo del monumento al cofrade?
Sabemos que la ubicación será el lateral de la catedral. 
¿Pero se inaugura o no?
Sé porque lo he visto en redes sociales que se ha terminado el plazo. El proyecto que se presentó en primer lugar por parte de una escultura no gustó a las cofradías. No representaba a Valladolid. No sé ahora qué proyectos habrá que representen a Valladolid. Se han presentado 16 proyectos, lo he visto en Facebook.  El mismo día del final de plazo de presentación lo veo por ahí. El Ayuntamiento no se ha puesto en contacto conmigo para decírmelo, da igual que haya 16 o 20, eso es lo mismo. Yo estoy en el jurado para la elección, pero solo soy un voto. Habrá varios más. Iré cuando me llamen para ver los proyectos y diré cuál es el que más me gusta. 
¿Tenemos plazos concretos?
No. No tengo ni idea de si será antes o después de Semana Santa. 
¿Parece que no corre prisa?
En las bases pone unas fechas creo, pero no sé cuándo será. Me imagino que una vez que se elija el proyecto que se vaya a colocar se le fijará un tiempo al escultor para entregarlo. La verdad es que no sé si lo inaugurará este equipo de Gobierno del Ayuntamiento u otro. Yo sí. 
Las cofradías parecen mostrarse preocupadas por el desarrollo de las obras de la Plaza Mayor a pesar de que el concejal de Urbanismo ha manifestado esta semana que estarán a tiempo. ¿Le han trasladado esa preocupación a usted como presidente? 
Con la consiguiente preocupación. Soy un hombre de fe y las veces que hemos ido al Ayuntamiento es algo que se plantea. Tú miras la calle, sin entender, y la ves cómo está y piensas que es imposible que la puedan terminar a tiempo. Sin embargo, el alcalde no enseñó el plan que tiene la empresa y las fechas y hasta el momento se van cumpliendo. Si la constructora dice que a primeros de abril la calle está prácticamente transitable a excepción del último tramo hacia la calle Molino, que no estará cubierto, habrá que pensar que se va a cumplir. Pero sí es verdad que ya las cofradías tienen un plan B en el caso de que las obras no estén terminadas. 
¿Cuántas cofradías tienen plan B?
Son las propias cofradías que preguntan a la Junta de Semana Santa. Vienen a la sede y nos preguntan si podían cambiar el recorrido o si pueden pasar por este o aquel lado. 
¿De forma generalizada?
No, solo aquellas que se ven afectadas por las obras, aunque también es verdad que en la Procesión General del Viernes Santo pasan todas y ahí sí es generalizado. Es la preocupación que tienen todas. Nosotros lo único que estamos haciendo es contar lo que se nos dice desde el Ayuntamiento. 
Entones, ¿las cofradías afectadas ya tienen un Plan B?
Sí. De hecho, la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno se marcha a la iglesia de Santiago. Harán el besapié y luego lo volverán a traer. Luego yo creo que estará a tiempo, pero...
El alcalde, Óscar Puente, anunció que no tenía plan B. 
Él no, pero nosotros sí por si... (risas). Y damos gracias a Dios que no está lloviendo porque con el barrizal que tenemos en la calle las máquinas no podrían trabajar y entonces si que.
¿Además de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno podría haber más cambios?
En principio no porque de momento solo les afecta a ellos. Si a primeros de abril no se cumplen con los plazos que están marcados por el Ayuntamiento podría haber más. El Consistorio nos indicó que una vez que las máquinas ya no sean necesarias para los trabajos, la empresa comenzaría a trabajar a tres turnos. Una vez que se termine la salida, ya sería cubrir con tierra para luego colocar las planchas. Entonces se supone que sí podría estar. 
Por lo que me trasmite tienen fe, pero con reticencias.
Sí. Es que ves la calle y piensas que estamos a finales de febrero y en un mes... Espero que se pongan a trabajar a tres turnos y si ellos han dicho que lo hacen lo hagan. 
¿En qué consistiría el plan B de las cofradías?
Otros recorridos. Por esa calle pasan diez cofradías y todas están haciendo plan B, aunque no lo lleven a cabo. 
El Sermón de las Siete Palabras se celebra del lado opuesto a la Casa Consistorial y la Procesión General también podría pasar por ese lado. ¿Sería una forma de solventar este problema?
La procesión puede pasar por ahí perfectamente. ¿Pero qué pasa con las tribunas y las sillas? Nosotros vivimos de tribunas y sillas que se colocan en este espacio de la Plaza Mayor, que suponen un montante importante de nuestro presupuesto. Entonces la preocupación no solo es para las cofradías, sino también para la propia Junta. 
La peregrinación de la Promesa de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna abandona el barrio de La Pilarica por las obras. ¿Estará marcada esta Semana Santa por el urbanismo? 
Es verdad que la zona está en obras, pero también que la hermandad manifiesta que últimamente cuando iban estaban desanjelados. Yo siento mucho la situación, pero no es una decisión nuestra, sino que ha sido la propia hermandad. Puede haber disgusto en el barrio, pero la decisión  se adopta por la cofradía y hay que respetarlo. No es algo definitivo, si el año que viene está aquello en condiciones se podría volver.