scorecardresearch

UPN se reúne para decidir el futuro de sus diputados

EFE
-

La Ejecutiva del partido debate la situación del partido después de que sus dos integrantes en el Congreso, contravinieran las indicaciones de la dirección del partido y votaran en contra de la reforma laboral del Gobierno central

UPN se reúne para decidir el futuro de sus diputados

El Consejo Político de UPN, un órgano formado por 232 representantes, se reúne este sábado en Pamplona para debatir la situación del partido después de que sus dos diputados en el Congreso, Carlos García Adanero y Sergio Sayas, contravinieran las indicaciones de la dirección del partido y votaran en contra de la reforma laboral del Gobierno central.

Se trata del máximo órgano decisorio de UPN entre congresos, del que forman parte los dos diputados, y que se reunirá después de que la Comisión Ejecutiva de UPN decidiera este viernes pedir formalmente a García Adanero y a Sayas la entrega de sus actas o, de lo contrario, iniciar el procedimiento de expulsión, por la "grave indisciplina" cometida.

Si fueran expulsados, UPN se quedaría sin representación en el Congreso de los Diputados.

Según señala UPN en su página web, el Consejo Político está formado por 232 representantes, en él participan los representantes del partido en las diferentes instituciones públicas, así como representantes de las 59 asambleas locales que integran la estructura territorial del partido.

"En el Consejo se expresa, en el periodo entre congresos, la voluntad del partido sobre la política institucional, ante proyectos legislativos o normativos, y sobre cuantas cuestiones requieran la adopción y formulación de la visión política de UPN", indican.

Su convocatoria llega después de la que la Ejecutiva de UPN confirmara ayer la "gravedad" de la actitud de los dos diputados de UPN en el Congreso, "no sólo por su falta de disciplina, sino también por la ocultación de su voto final a votantes, afiliados, cargos, ejecutiva y dirección del partido, todo ello, además, con premeditación, ha causado un daño de incalculables consecuencias y repercusión".

Y ha sido "tanto en el propio partido como en sus dirigentes, algo que ha puesto en jaque nuestra credibilidad y fiabilidad", aseguraba el Comité Ejecutivo de UPN.

Entiende este órgano que "el valor de la palabra dada siempre ha acompañado a UPN desde su nacimiento y es nuestra seña de identidad", por lo que la dirección se siente en la obligación de "ser contundentes en defensa del interés y el respeto de nuestro partido y nuestros votantes".

Con todo ello, "la grave indisciplina y el grave perjuicio para la imagen y respetabilidad de UPN nos obliga a pedirles que entreguen sus actas de diputados y, de no ser así, iniciar los procedimientos necesarios para su expulsión", zanjaba la Ejecutiva del partido como posición previa a la reunión de este sábado del Consejo Político.