Detenido por sus huellas cinco años después de un robo

D.V.
-

La Guardia Civil tenía una huella dactilar sin identificar desde que en noviembre de 2014 se produjese un robo en un bar de Íscar. El reciente arresto de M.S.B. y la introducción de su reseña en el sistema SAID ha permitido esclarecer el delito

Detenido cinco años después de un robo por sus huellas

Un joven de 29 años cuya identidad responde a las iniciales M.S.B. y vecino de la provincia de Segovia ha sido detenido como presunto autor de un delito de robo con fuerza cometido en noviembre de 2014 en un bar de Íscar.

El caso ha sido esclarecido por la Guardia Civil de Valladolid, después de haber logrado poner "nombre y apellidos" a unas huellas dactilares recogidas en su día en el lugar de los hechos. Este joven fue detenido recientemente en Segovia y al volcar sus huellas en el sistema, saltó la coincidencia dactilar.

Los hechos se remontan al 27 de noviembre de 2014 cuando la Guardia Civil recibió la denuncia de la propietaria de un bar ubicado en el casco urbano de Íscar respecto al robo de 57 botellas de licor, una televisión de plasma de 48 pulgadas y 780 euros en metálico. Los agentes realizaron la correspondiente inspección ocular, que permitió recoger unas huellas dactilares que se almacenaron y cotejaron en el Sistema Automático de Identificación Dactilar (SAID, que lleva en funcionamiento desde 1986), aunque en ese momento el resultado fue negativo.

Sin embargo, tras la reciente detención y reseña de esta persona por otro hecho delictivo en la provincia de Segovia, el sistema SAID detectó una coincidencia con las huellas recogidas y almacenadas tras el robo ocurrido en 2014 en Íscar. Fue cotejado por el Laboratorio de Criminalística de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, que realizó el oportuno informe pericial y confirmó el positivo.


Las más vistas