scorecardresearch

Sacyl pretende recuperar un 80% de consultas presenciales

SPC
-

El viceconsejero y gerente regional de Salud, Jesús García-Cruces, considera una «piedra angular» del sistema que el paciente vea a su médico

Jesús García-Cruces Méndez, viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Planificación y Resultados en Salud y gerente de Sacyl. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

«Queremos impulsar la presencialidad de los médicos de Atención Primaria en las consultas de los centros de salud y consultorios, y volver a la situación previa del coronavirus», porque es «esencial y piedra angular que el paciente vea a su médico y el médico al paciente». Todo menoscabando la consulta telefónica, que llegó para quedarse, pero que se ha «hipertrofiado» a consecuencia de la covid-19, y que en la nueva normalidad debe seguir para actos médicos muy concretos, no por sistema.

Así de tajante se muestra el viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Planificación y Resultados en Salud y gerente regional de Sacyl, Jesús García-Cruces, quien reconoce que éste será uno de los objetivos prioritarios del primer nivel para 2022, pese a las limitaciones por la falta de profesionales que obligarán a reorganizar estructuras asistenciales e implantar nuevas medidas que permitan que los médicos se centren en la atención. Por ejemplo, con el desarrollo del módulo de atención al ciudadano, que deja en manos de los administrativos tareas que pueden desarrollar o canalizar para despejar las agendas de los facultativos, y que, en caso de solicitud de demanda asistencial, debe canalizar una respuesta en 24 horas.

No es un brindis al sol, y los objetivos ya están sobre papel y han sido remitidos a los centros: como mínimo el 80 por ciento de las visitas deben ser de carácter presencial; un 20 por ciento consultas telefónicas y las agendas han estar disponibles para solicitar una consulta a demanda presencial o telefónica accesible a toda la población, sentencia García-Cruces.

El viceconsejero reconoce que la atención telefónica tendrá mayor peso que en en tiempos de prepandemia, pero que el nuevo equipo que dirige Alejando Vázquez tiene muy claro que lo último es que esta sustituya a la presencialiad.

El objetivo «prioritario» de garantizar la consulta médica presencial tanto en consultorios como en centros salud, marcado en el Plan Anual de Gestión de Sacyl para 2022, respetará, al menos, los criterios de jornada laboral ordinaria, que es la que fija los días de consulta que puede tener cada núcleo en función de la población.

En concreto, establece consulta diaria, de lunes a viernes, en núcleos de más de 501 habitantes; de tres días, en los de entre 201 y 500; de dos, en los de entre 101 y 200 habitantes; de un día a la semana, en los de menos de 100, y la consulta a demanda en núcleos de menos de 50.

García-Cruces reconoce que todos, profesionales y población, son conscientes de que el coronavirus ha cambiado la manera de gestionar la asistencia, tal y como refleja el Plan Anual de Gestión.