scorecardresearch

Los menores de 30 acaparan uno de cada 3 nuevos casos de VIH

David Alonso
-

La tasa de contagios en este colectivo pasa del 22% en 2013 al 35 por ciento actual, aunque Castilla y León mantiene la senda descendente de nuevos infectados y registra, con 84, la cifra más baja de la historia

Los menores de 30 acaparan uno de cada 3 nuevos casos de VIH - Foto: Samanta Rioseras

Los nuevos contagios por virus de la inmunodeficiencia humana en Castilla y León siguen con el camino descendente iniciado hace años, pero cada vez son más jóvenes a quienes se les diagnostica esta enfermedad. El 35 por ciento de los 84 nuevos contagios registrados en Castilla y León tenían entre 20 y 29 años, el grupo de edad más numeroso. Una cifra que contrasta con los datos de hace un lustro, cuando la cifra rondaba entre el 13 y el 20 por ciento, tal y como pone de manifiesto los últimos datos que la Consejería de Sanidad tiene al respecto. En total, desde el año 2009 Castilla y León ha contabilizado 1.446 casos de VIH, y, aunque es más que evidente la disminución en el número de nuevos casos anuales, lo cierto es que desde el departamento que comanda Alejandro Vázquez reconocen cierta preocupación por la tardanza en el diagnóstico de esta enfermedad, cuya principal forma de contagio en la actualidad son la relaciones sexuales, especialmente las homosexuales.

Y es que casi el treinta por ciento de los contagios registrados en 2020 –último con cifras oficiales– ya habían cruzado el umbral del diagnóstico tardío, es decir, que llevaban tiempo con la enfermedad dentro de su cuerpo, y uno de cada diez ya tenía la enfermedad en un estadio muy avanzado en el momento de conocer su positivo. «Este año, el retraso diagnóstico es superior en el caso de las mujeres, donde el 23,08% tienen en el momento del diagnóstico estaban en un estado avanzado de la enfermedad, frente al 16,90% de los hombres», explican desde Sanidad, que no ocultan que «se evidencia un retraso diagnóstico de la infección por VIH, a pesar de que la prueba del VIH es gratuita».

Es por ello que desde la Consejería avisan de los «diagnósticos tardíos» que se producen de VIH y sida, y apuntan al «importante número de personas diagnosticadas anualmente que no son conscientes de estar infectadas con el VIH en el momento de ser diagnosticados de sida, detectándose en el mismo año la infección por VIH y por sida». Una cifra que en el 2020 se dio en el veinte por ciento de los casos, donde se notificó el positivo en VIH y sida al mismo tiempo. Tal y como revelan los datos, la forma más habitual del contagio en la actualidad siguen siendo las relaciones homosexuales, acaparando el 47,6 por ciento del total de los casos; seguida de las heterosexuales, con el 29,70 por ciento; y solo el 1,19 por ciento fueron por compartir inyectables de droga.

«Las personas que tenían prácticas de riesgo a la hora de compartir material de inyección para el consumo de drogas eran las más afectadas en los primeros años de la epidemia, pero ahora los nuevos casos está relacionados con las prácticas sexuales», apuntan, al mismo tiempo que reconocen que es necesario incrementar la promoción del diagnóstico precoz en toda la población, «pero fundamentalmente masculina, sexualmente activa y alrededor de los 20-25 años». «Es prioritaria para obtener avances en la prevención y tratamiento de la infección por VIH», reconocen desde Sanidad.

Por otra parte, en lo que se refiere al sida -un estado avanzado de la infección por VIH-, Castilla y León registró en 2020 catorce nuevos contagios, lo que eleva hasta 3.208 los contabilizados desde que se notificase el primer caso en 1982. La cifra, muy alejada de los momentos más oscuros de esta epidemia supone, no obstante, un ligero repunte respecto a los 12 del año anterior. A diferencia de VIH, desde la Consejería destacan que en el caso del sida, «a lo largo de los años, se ha ido incrementando la mediana de edad de las personas diagnosticadas , de manera que en los últimos años, más del 56% de los casos son mayores de 40 años».