El fútbol regional reclama el inicio de las competiciones

D.V.
-

El presidente de la Federación de Castilla y León de Fútbol, Marcelino Maté, pide que no se vea el deporte como factor de propagación de la COVID-19

El presidente de la Federación de Castilla y León, Marcelino Maté. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El presidente de la Federación de Fútbol de Castilla y León, Marcelino Maté, reclama el inicio de las competiciones amateur y que las autoridades dejen de ver al deporte como un factor de propagación de la COVID-19.

En unas declaraciones recogidas por Ical, Maté criticó que se pueden celebrar las competiciones del fútbol profesional y no ocurra lo mismo con el resto de categoría, a la vez que criticó la postura de la directora general de la Junta, María Perrino Peña, de la que aseguró que está “haciendo más caso a la autoridades sanitarias que a intentar solucionar los muchos problemas que tiene el deporte en la Comunidad”.

En este sentido, pidió a Perrino Peña que trabaje para que las autoridades sanitarias no vean al deporte como un factor de propagación de la pandemia. “Si en la actividad normal no se realizan PCR, tampoco serían necesarias para el deporte”, aseveró.

También se refirió a la asistencia de público a los estadios e indicó que se deben seguir los mismos criterios que en otras actividades. Así, afirmó que los clubes pondrán todos los medios necesarios para que acudir a un estadio sea seguro y se mostró convencido del comportamiento cívico de los aficionados a la hora de cumplir las medidas para evitar los contagios. “El deporte siempre ha sido muy disciplinado en el cumplimiento de las normas y lo seguirá siendo, por lo que se merece unas explicaciones más claras de las que estamos recibiendo hasta. Además, ya es necesario comenzar hablar de plazos”, recalcó.

Por otra parte, destacó la importancia del acuerdo alcanzado para que todo el fútbol nacional cuente con un mismo protocolo frente al COVID-19, ya que de esta forma todos los participantes se regirán por las mismas normas y se evitará que entren en funcionamiento las medidas de cada Comunidad, dado que desde el punto de vista de la competición generaría numerosos problemas. CSD, federaciones y comunidades autónomas lograron sacar adelante un protocolo para el inicio de las competiciones sin obligar a los equipos a realizar pruebas de detección del coronavirus

Por último, Maté también se refirió a los problemas que pueden tener los equipos de Segunda B dado que no están pudiendo hacer campañas de abonados, ante la incertidumbre generada por la pandemia, además de haber tenido que incrementar sus gastos al prolongar los contratos de la pasada temporada. “No solo estamos ante clubes, estamos ante empresas que generan numerosos empleos directos, por no hablar del impacto económico que generan los partidos de fútbol en las ciudades en las que se celebran”, afirmó.