scorecardresearch

La Junta confirma que plantará 500 hectáreas de chopo al año

SPC
-

El consejero celebra haber eliminado el «riesgo para el chopo» en el nuevo plan hidrológico y se compromete a «dar un salto en aprovechamiento forestal»

Juan Carlos Suárez-Quiñones y Cristina Danés, durante el acto. - Foto: Campillo (Ical)

Castilla y León va a seguir plantando un mínimo de 500 hectáreas anuales de chopo en la Comunidad. Así lo aseguró ayer el consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que celebró la «eliminación de los peligros para el mantenimiento de la plantación del chopo en Castilla y León» con la modificación del planhidrológico del Duero, lo que ha permitido que «la populicultura está totalmente salvada en la Comunidad» tras el temor ante el «criterio restrictivo de su plantación en dominio público hidráulico». Suárez-Quiñones realizó estas declaraciones durante el encuentro que mantuvo con 45 alcaldes de municipios con choperas de las provincias de León, Palencia y Zamora, junto con propietarios forestales y del sector de la madera en Toral de los Guzmanes (León), en la que todos se felicitaron por el cambio de postura de la Confederación respecto a las prohibiciones de plantación de choperas en las riberas del Duero.

También estuvo en el acto la presidenta de la CHD, Cristina Danés, que puso la vista en el futuro del cultivo del chopo en un contexto de «bioeconomía», es decir, su aprovechamiento como recurso natural para generar «material, energía y riqueza» en el medio rural. Asimismo, avanzó que se creará una nueva figura para la relación con juntas vecinales y ayuntamientos. De acuerdo con los datos aportados por Juan Carlos Suárez-Quiñones, Castilla y León es la región «más productora de chopos de toda Europa», con unas 45.000 hectáreas, lo que supone el 70 por ciento de la producción nacional gracias a 400.000 metros cúbicos de chopo. Por provincias, León es «el alma del chopo», con el 50 por ciento de las plantaciones, seguida por Zamora y Palencia con un 15 por ciento cada una.

Por estos motivos, según informa la Agencia Ical, el titular de Medio Ambiente quiso asegurar al sector y a los presentes ayer en Toral de los Guzmanes que la nueva legislatura del Gobierno autonómico se caracterizará por «un salto en la producción y aprovechamiento forestal», y reconoció que el sector «demanda más agilización por parte de la administración».