scorecardresearch

Justicia proyecta una nave en Arroyo para agrupar sus archivos

A.G.M. / M.R.I.
-

El Ministerio levantará un nuevo archivo en una parcela cedida por el Ayuntamiento arroyano. Los legajos judiciales están repartidos ahora entre una nave alquilada de Villanubla y una empresa privada que cobra 250.000 euros por dos años de custodia

Parcela en la que levantará la nave que acogerá el archivo judicial de Valladolid. - Foto: Jonathan Tajes

El Ministerio de Justicia parece que va dando los primeros pasos para terminar con años de olvido hacia la ciudad de Valladolid. Mientras se espera una partida presupuestaria digna para ese futuro Campus de la Justicia en el que se agrupen todos los juzgados en el entorno de la plaza de San Pablo, se ha decidido construir un gran archivo en el que poder centralizar las miles de cajas de documentación judicial que se encuentran guardadas en una nave alquilada en Villanubla y en las instalaciones madrileñas de una empresa privada especializada en la custodia de documentación.

El archivo se levantará sobre una parcela que ha sido cedida hace mes y medio por el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda, y que cuenta con una superficie de casi tres mil metros cuadrados; está en la zona de Sotoverde, en la calle Las Carulas.

Esta nave acogerá un archivo de los denominados 'intermedios' y en el que se guardan expedientes que, en principio, no se necesitan en el día a día. Estos se encuentran en los archivos 'de gestión' que hay en las sedes judiciales, en donde tampoco sobra el espacio. «La nave de Villanubla no da más de sí y los archivos de las sedes judiciales, tampoco, con el problema que hay de acumulación de cajas donde no debería haberlas, por los que aquí se habla también de un problema de seguridad laboral», explica Raúl Franco, presidente de la Junta de Personal de la Administración de Justicia en Valladolid.

El representante de la plantilla de funcionarios asegura que «es un problema que se viene arrastrando de varios años; no hay espacio, por mucho que durante los últimos tiempos se haya ido reduciendo el papel por la digitalización».

Menor gasto

a construcción de la nueva nave de Arroyo pondrá fin a años de dispersión de archivos  y traerá consigo una reducción del gasto ministerial. La instalación de Villanubla se alquiló en 2011 y las últimas cifras que han trascendido de esa operación hablan de pagos anuales de 116.000 euros, por lo que se habría abonado ya cerca de millón y medio en estos doce años con el archivo en aquella nave que, para colmo, se ha ido quedando pequeña.

Además, este mismo año se ha tenido que sacar del archivo que la Diputación Provincial tiene en el barrio de Parquesol las 20.000 cajas que llevaban años almacenándose allí a coste cero, lo que ha obligado a la Gerencia Territorial de Justicia a firmar un par de contratos con una empresa privada especializada en la guarda y custodia de este tipo de documentos. Primero fue uno de casi 20.000 euros para liberar el espacio ocupado en el archivo de la Diputación durante un plazo de cinco meses y, finalmente, en julio, se amplió por un periodo de dos años y llegando hasta 37.000 cajas de documentos, ya que a las 20.000 que había en la zona prestada del edificio de Parquesol, se sumaron otras 17.000 que ya no cabían en la nave alquilada de Villanubla. Este contrato, que se lanzó con un coste máximo de cerca de medio millón de euros, se firmó finalmente por poco más de 250.000.

Desde la Gerencia Territorial de Justicia no se ha definido cuál es la fecha prevista para el inicio de las obras de ese nuevo archivo que se levantará en Arroyo, ni tampoco sobre los plazos para su puesta en servicio, pero este es un proyecto que no está recogido en los últimos Presupuestos Generales del Estado de 2023 publicados hace menos de un mes y en los que únicamente había 250.000 euros para el Campus de la Justicia de San Pablo, el que se debe levantar a caballo entre el viejo colegio El Salvador y el parking del antiguo Río Hortega.