scorecardresearch
Alfonso González Mozo

PLAZA MAYOR

Alfonso González Mozo

Periodista


Hay que avanzar hacia la normalidad

15/01/2022

Hay que avanzar hacia la normalidad. No creo que haya que quitar las mascarillas aún, pero sí puede haber llegado el momento de suprimir los aislamientos y los rastreos, de dejar de dar bajas laborales a discreción y acabar con el colapso que sufre atención primaria para poder conseguir una cita con nuestro médico con menos de una semana de espera. Es tiempo de empezar a recuperar de una vez nuestra vida. 
Esto no ha acabado todavía y claro que es pronto para tratar al covid como una simple gripe, pero hay que pensar en avanzar hacia nuestra vida de siempre. La virulenta sexta ola ha empezado su descenso en Valladolid y lo hará pronto tanto en Castilla y León como en el conjunto del país, si bien es cierto que ahora llegará el problema a los hospitales.
La desescalada de contagios de la sexta ola coincidirá, como suele pasar, con el pico de ingresos y se volverán a suspender consultas, pruebas diagnósticas y operaciones, pero los datos que nos va dejando esta última fase pandémica apuntan al optimismo y no hay ninguna duda de que el papel de las vacunas es determinante, más allá de que la variante Ómicron sea o no más leve.
La comparación con la tercera ola resulta clarificadora. En sus seis primeras semanas, aquella tercera ola anotó poco más de 15.000 contagios que se tradujeron en cerca de 1.400 ingresos (el 9%) y 282 fallecidos (1,6%). Esto contrasta con los cerca de 50.000 infectados que lleva la sexta en el último mes y medio, de los que apenas el 1,5% ha terminado en un hospital (733) y 104 han muerto con covid (0,2%). La mitad de ingresados y una cuarta parte de fallecimientos, con más del triple de infectados.
Soy uno de los 400.000 vallisoletanos que aún no han tenido corriendo por sus venas el coronavirus (que yo sepa, porque con los test de antígenos navideños que nos vendieron cualquier cosa pudiera ser) y, por tanto, no hablo desde la atalaya del reinfectado que se sabe maxi inmunizado, ni tampoco tengo aún la tercera dosis, pero coincido al cien por cien en lo expuesto hace unos días por una de las sociedades de medicina de familia (Semfyc), que ha dado el paso de pedir esa vuelta a la antigua normalidad, a la de antes de marzo de 2020, abogando incluso por la supresión de mascarillas y de las limitaciones sociales. Hay que avanzar hacia la normalidad.