scorecardresearch

La Junta responsabiliza a los promotores del concierto

D.V.
-

El delegado territorial de la Junta en Valladolid asegura que "no es cuestión del Ayuntamiento", sino de una empresa que ha permitido que "no se utilicen mascarillas" en un recinto con el máximo aforo. Augusto Cobos habla de posible "delito" incluso

Concierto de Natos y Waor en el pabellón Pisuerga de Valladolid.

El delegado territorial de la Junta en Castilla y León de Valladolid, Augusto Cobos, ha señalado la responsabilidad del organizador del concierto de Natos y Waor el pasado sábado en el pabellón polideportivo Pisuerga por el incumplimiento de la normativa estatal que establece el uso de la mascarilla en interiores, lo que podría suponer un presunto "delito", mientras que si la Administración autonómica observa una sanción grave la sanción podría situarse entre los 60.000 y los 600.000 euros.

Así lo ha señalado Cobos este martes en declaraciones a los medios de comunicación, recogidas por Europa Press, en las que ha explicado que las diligencias abiertas por la Delegación Territorial de la Junta en Valladolid conducirán a la apertura de un expediente sancionador, "en principio contra los promotores del concierto".

En función de la tipificación que se haga del incumplimiento, el propio Cobos ha hablado de "delito", al tiempo que ha subrayado que atañe a una normativa estatal, relativa a la obligación de utilizar mascarilla en interiores y mantener la distancia de seguridad.

Las diligencias también permitirán determinar si la sanción puede ser instruida bien por la propia Delegación Territorial de la Junta, en caso de que se considere como un hecho grave, o por la Consejería de Sanidad, en el caso de que se considere como hecho muy grave.

La gravedad, ha añadido el delegado, se determinará "en función de las personas que potencialmente estaban en riesgo de contagio".

La investigación abierta, ha recordado el Delegación, se han iniciado a raíz de las imágenes de ese concierto difundidas en redes sociales, en las que se puede ver cómo se incumple la normativa estatal que establece el uso obligatorio de mascarilla en interiores y la obligación de mantener la distancia mínima.

Además, ha mencionado que también estaría por ver la gravedad que se observa en los hechos, y si se considera infracción "grave" la sanción podría oscilar entre los 3.000 y los 60.000 euros; y si es "muy grave" pasaría de 60.000 a 600.000 euros.

Por otro lado, Augusto Cobos ha considerado que la actuación en el pabellón "no es una cuestión del Ayuntamiento de Valladolid", sino de "un promotor que permite que se congregue el 100 por ciento del público, que estén sin mascarilla y además lo sube a las redes sociales".

Por ello Cobos ha querido poner en valor el "esfuerzo y el trabajo" que han realizado "la práctica totalidad" de los empresarios del sector de los espectáculos y de la cultura en la región y en la provincia, que han hecho posible que se pueda afirmar que "la cultura es segura".

Por otro lado, ha destacado la "línea de colaboración" con el Ayuntamiento de la capital, con quienes están "en contacto" y, a propósito de la investigación, ha señalado que facilitarán a la Delegación Territorial "toda la documentación" necesaria.

Ante la celebración de un nuevo concierto, de la cantante Rozalén, organizado por el mismo promotor y en el propio pabellón Pisuerga, Cobos ha querido insistir en los mensajes de prudencia hacia los asistentes pero "sobre todo en el cumplimiento de la norma", algo que exigen "todas las administraciones".

Por ello, ha dado por "seguro" que el Ayuntamiento de Valladolid, que es quien cede el espacio al promotor para el desarrollo del concierto, tendrá que exigir el cumplimiento de las normas "o considerar ellos mismos si es conveniente trabajar con un promotor que es la excepción que confirma la regla".