scorecardresearch

Folk-rock en un universo pirata ambientado en el año 2059

M.B
-

Hijos del Tercer Acorde es un grupo vallisoletano que nació en 2015, sacó su primer LP en 2020 y ya trabaja en un nuevo EP para 2023

Imagen de un concierto de Hijos del Tercer Acorde. - Foto: David Izquierdo

Hacemos lo que nos da la gana realmente, pero siempre con sonidos folk y rock en general». Hijos del Tercer Acorde (HiD3A) lleva ya siete años dejándose notar en la escena local y nacional. Y, aunque comenzaron buscando algo más indie, pronto encontraron su camino en el folk. Aunque Celtas Cortos sea una referencia, nunca han aspirado a ser ellos o a parecerse. De hecho, solamente su estética ya deja entrever las diferencias. «Tenemos gustos eclépticos y dispares pero que hermanamos muy bien. Una vez nos dijeron que éramos la nueva ola del folk rock pucelano y nos gustó».

Son seis: Javier Noriega (Kale), Diego López, Juan Rivera (Jack), Carlos Rodríguez (Charly), Guillermo López (Will) y Víctor Noriega (V). Aunque de sus inicios solo queda Javi. Nacieron, con este nombre, en 2015, «de las cenizas de un proyecto musical más humilde y pequeño»; y fueron creciendo, y no solo en número de componentes. «El nombre es un homenaje a lo poco que habíamos hecho ese año escaso que duró una primera banda. Un pequeño homenaje. Con el tiempo más que homenaje, es el nombre de la tripulación del año 2059, donde se ambienta nuestro particular universo», señalan.

En 2018 vio a luz su primer EP, con el nombre del grupo, con cuatro canciones, que luego regrabaron para, tras ganar el Demoexpress, su primer LP, 'La Hermandad del Fin del Mundo', publicado en 2020, con doce canciones, dos instrumentales y el resto en español.

Han tocado en la Plaza Mayor, en el LagunaRock, en Galicia, en Cantabria, en Salamanca... y en estas fechas le espera Cabezón (29 de julio), Barbate (16 de agosto) y su debut internacional, en el Middeleeuws Winschoten & Fantasy Festival (del 19 al 21 de agosto) en Países Bajos. Han logrado un sold out en Madrid y sueñan con poder dedicarle más tiempo al grupo y a la música.

Están ya trabajando en su próximo EP, que sacarán en 2023, y quizá una de sus diferencias es la puesta en escena y... su indumentaria. «Nos fijamos en bandas como Ye Banished Privateers, Omnia... y nos reinventamos: nos vestimos de piratas para hacer algo único, tocando en un universo de ciencia ficción, que hemos creado, pero hablando de temas actuales. Fue el año de Trump, de todo… desde entonces, nuestro universo ha ido teniendo más sentido. Es maravilloso pensar que el mundo se va a la mierda y nosotros estamos haciendo música. El vestuario nos ha conquistado».

Folk, rock... sonido celta y castellano: «Podemos y hacemos lo que queremos». De hecho dicen que son piratas futuristas, de 2059. «Las canciones beben de este particular engranaje distópico, entre western, ciencia ficción... No es comercial, es difícil de vender, pero estamos llegando a la gente a través de verlo», aseguran.