Valladolid ve casi inviable acoger la fábrica de baterías

Óscar Fraile
-

El equipo de Gobierno considera que las posibilidades son "muy remotas" por las exigencias de los inversores, pese a que la Junta de Castilla y León asegura que se trabaja en esta opción "desde hace varios meses"

Fábrica de baterías de Volkswagen. - Foto: D.V.

La ministra en funciones de Industria, Comercio y Turismo, la vallisoletana María Reyes Maroto, viajará los días 11 y 12 de enero a Shangai (China) para tratar de convencer a algunos empresarios asiáticos de que España es el país ideal para la construcción de una fábrica de baterías para coches eléctricos. Un proyecto que tiene muchas novias en toda Europa y para el que Polonia y Hungría parecen estar mejor situados.
Como quiera que España no se da por vencida, diversos territorios del país ya se han postulado para acoger una inversión que supondría la creación de miles de puestos de trabajo. El propio alcalde de Vigo, Abel Caballero, se lo dijo personalmente a Maroto en un reunión mantenida a finales del mes pasado en Madrid. Lo mismo han hecho representantes de diversas comunidades autónomas.
Entre ellas, Castilla yLeón. El consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, reconoció esta semana en declaraciones a Onda Cero que la Junta ha mantenido «contactos», aunque no especificó con quién, para trasladar las «ventajas» que tiene Castilla yLeón como lugar de inversión. «Tiene ventajas logísticas, es un puente entre Europa y Portugal, hace frontera con nueve comunidades autónomas y está dentro del corredor Atlántico», señaló. Además, destacó las cuatro plantas de ensamblaje que tiene la Comunidad y «una oferta de suelo industrial muy importante», con 3,8 millones de metros cuadrados «que se han abaratado en un 25 por ciento». En este sentido, el senador del PP por León también ha enviado una carta a la ministra para que defienda la comarca del Bierzo ante los inversores chinos en enero.
¿Y qué pasa con Valladolid? Una ciudad que desde hace años se empeñó en abanderar la movilidad eléctrica y en la que se empezó a fabricar el primer vehículo de estas características, el Twizy, y que, además, cuenta con varias factorías de construcción de vehículos (Renault e Iveco) y motores.
Responsables del equipo de Gobierno consideran que las posibilidades son muy remotas, tras consultar con responsables políticos y empresariales cercanos a las negociaciones. Se trata de un proyecto que «está muy verde» y con unas exigencias por parte de los inversores chinos al alcance de muy pocos, según estas fuentes. La empresa exige un partner local, una empresa de la construcción, que se encargue de levantar la fábrica, lo que supondría una inversión millonaria.
Desde el equipo de Gobierno aseguran que el proyecto para agotar la «remota» posibilidad de que la inversión venga a España todavía no está en la fase de seleccionar candidaturas locales. No obstante, si se llega a esa fase, las mismas fuentes no dudan en que «Valladolid estará ahí», como «polo de desarrollo de la automoción» que es.
junta. Pese a las pocas esperanzas que albergan desde el equipo de Gobierno municipal, desde la Consejería de Economía y Hacienda, al igual que la de Industria y Empleo, reconocen que «se viene trabajando en este tema desde hace meses», si bien las negociaciones se están llevando a cabo con cierta discrección.
La idea es presentar la Comunidad como una zona propicia para esta inversión y que sean los empresarios chinos los que, en su caso, elijan la zona. La zona leonesa de El Bierzo parece la mejor colocada en el caso de que a Castilla yLeón le toque el Gordo de esta lotería.