scorecardresearch

Medina es el único pueblo de más de 20.000 vecinos con acuerdo

R.G.R
-

Los sindicatos ven buena disposición en el caso de Laguna de Duero, donde se ha caducado el anterior acuerdo. En Arroyo, critican que la situación es diferente porque afirman que no existe voluntad de diálogo. Desde el Ayuntamiento sostienen que nadi

140222JT_0010.JPG - Foto: Jonathan Tajes

El diálogo social funciona de forma fluida tanto en el Ayuntamiento como en la Diputación de Valladolid y con resultados satisfactorios para todas las partes. Sin embargo, este trabajo no se extiende al resto de municipios de más de 20.000 habitantes de la provincia. Si bien es cierto que la legislación no obliga a estos consistorios a tener vigentes acuerdos de diálogo social, los sindicatos recalcan la conveniencia de alcanzar pactos que puedan facilitar la implantación de empresas y la creación de empleo de calidad, así como garantizar un gasto social conforme a la entidad de cada una de las localidades. 

Ni Arroyo de la Encomienda ni Laguna de Duero tienen acuerdos en vigor y solo en el caso de Medina del Campo sí mantiene el diálogo social abierto. CCOO y UGT afirman que en la Villa de las Ferias funciona muy bien y con absoluta normalidad, pero que en Laguna de Duero se ha caducado, mientras que en el caso de Arroyo no se han establecido ni siquiera las bases para alcanzar un acuerdo por falta de voluntad del Ayuntamiento. «No existe voluntad por parte del alcalde de sentarse a la mesa», destaca el secretario provincial de UGT, Luis Rivera.  

Desde el Consistorio arroyano destacaron que «en ningún momento» se les ha pedido una reunión ni por parte de los sindicatos ni por parte de la patronal para hablar sobre el diálogo social, aunque admitieron que en su caso tampoco la han propuesto. No obstante, se mostraron abiertos en todo momento a hablar para la mejora del rendimiento de las empresas asentadas en el término municipal, así como la llegada de otras nuevas. Las mismas fuentes indicaron que trabajan con la Cámara de Comercio en un plan de captación de nuevas compañías y que apostarán por la llegada de firmas que supongan empleo «de calidad» al municipio. 

Por su parte, el alcalde de Laguna de Duero, Román Rodríguez, indicó que ya ha dado orden a dos de sus concejales para que convoquen tanto a la patronal como a los sindicatos para empezar de nuevo las negociaciones en la búsqueda de un nuevo acuerdo social. «El anterior se ha caducado y ahora no tenemos acuerdo, pero quiero cerrar este asunto cuando antes porque lo necesitamos. En unos días se convocará una nueva reunión», indicó Román.