scorecardresearch

La web municipal informará sobre la operación de integración

M.Rodríguez
-

El Ayuntamiento de Valladolid pone en marcha un visor del proyecto de integración ferroviaria, que incorporará toda la documentación para que pueda ser consultada por los vecinos

Audiencia pública sobre el soterramiento - Foto: Jonathan Tajes

La segunda sesión programada hoy sobre la integración ferroviaria concluyó con el mismo resultado que el Pleno Extraordinario celebrado esta mañana. El equipo de Gobierno mantiene su defensa de que la integración en superficie es ahora mismo la única solución posible. El concejal de Planeamiento, Manuel Saravia, ha sido el encargado de responder a las preguntas de la Federación de Vecinos Antonio Machado, que había solicitado dicha audiencia. "Este Gobierno intentó por todas las vías salvar la opción de soterrar pero la losa era demasiado grande y el boquete abierto en las arcas públicas inasumible, en una situación así no se puede platear soterramiento o nada, porque entonces será nada", explicó inicialmente ante las preguntas de la Federación de por qué no se intentó salvar la operación del soterramiento. 

De hecho, Saravia apuntó que lo fácil "habría sido dejar pasar la legislatura con un compromiso genérico en torno al soterramiento, creemos que ha sido mucho más honesto poner las cartas sobre la mesa y ofrecer una solución aun sabiendo que podría ser impopular". Y defendió que se ha apostado por la "realidad" de la integración en superficie porque "hay una deuda histórica con esos barrios y ahora, en lugar de vivir de promesas por fin van a ver cambios, por fin se mejorará su conexión con el resto de la ciudad porque la integración sí es un gran proyecto de ciudad, una realidad en marcha y no una mera promesa".

La presidenta de la Federación de Vecinos Antonio Machado, Margarita García, recalcó que existe un debate social y por eso se celebra esta audiencia, donde han planteado una síntesis de las más de cien preguntas que les han enviado los vecinos. García ha sido muy crítica con la gestión de la sociedad Valladolid Alta Velocidad (VAV). "En total había previto invertir desde 2017 unos 63 millones de euros en este proyecto, pero a 31 de diciembre de 2021 no están ejecutados. La gestión de la sociedad está dejando mucho que desear. Es incapaz de gestionarse", denunció.

El equipo de Gobierno se defendió de las críticas vecinales, sobre todo de falta de participación y desinformación, y por eso ha anunciado la puesta en marcha un visor del proyecto de integración ferroviaria, que incorporará toda la documentación actualizada. Una medida que agradeció la Federación y reclamó seguir trabajando en esta línea para favorecer un debate "sosegado y tranquilo". También reclamó la consulta ciudadana para decidir la "mejor" opcion.

DUDAS

Los vecinos también expusieron al equipo de Gobiero todas las dudas que tienen sobre el proyecto y su resultado final. "Permeabilidad no es lo mismo que integración, pero probablemente el ferrocarril no estará integrado sino se hace una operación de mucho calado de bordes. Ya nos gustaría que la operación quedará como se ve en las infografías del concejal", recalcó García. Aunque también defendieron que no se cierre la opción del soterramiento, si se consigue la financiación, y recalcaron que si la integración "da servicio durante un tiempo a los vecinos ya ha cumplido su cometido y se podría repensar el soterramiento".

El alcalde fue el último en intervenir y quiso cerrar la audiencia con palabras rotundas. Óscar Puente defendió la honestidad de su Gobierno, en referencia a la acusación de que la política se está convirtiendo en un juego de trileros. «Mi equipo de Gobierno es honesto. Los trileros son los que siguen defendiendo la viabilidad del soterramiento. Algunos de los cuales tenían sitio reservado en esta sala y han preferido estar abajo boicoteando esta asamblea».

También rabatió el argumento de los fondos europeos de recuperación  y reiteró que no sirven para soterrar ferrocarriles en ningún sitio de España, además de explicar que es imposible cumplir los plazos de ejecución. "Es imposible que antes de junio de 2026 tuvieramos aprobado el proyecto del soterramiento. La mentira es tan burda que no sé cómo alguien se atreve a mantenerla". En la misma línea reiteró que existe una deuda, aunque algunos lo niegen, y también defendió que el coste del proyecto de soterramiento superaría los 800 millones porque serían necesarios 7,6 kilómetros de túnel para cumplir las exigencias de seguridad. "Eso exigiría usar la tuneladora para profundizar para salvar el río Esgueva. Aunque solo serviría para un tercio del trazado", reiteró. En este sentido, desveló una valoración técnica que fija en 60 millones los costes de urbanización y en 70 millones para las canalizaciones. Las acctuaciones conexas se valoran en 200 millones, la obra civil se calcula en 500 millones y 50 millones para la estación. En total, fijó el coste en 870 millones.

Puente también se mostró sorprendido de que el proyecto del triple túnel de Labradores no hubiera recibido ninguna alegación y ahora se haya convertido en un problema. "Esto tiene que ver con los trileros, que creen que el soterramiento es la bala de plata para acabar con este Gobierno". 

Esto tiene que ver con los trileros, que creen que el soterramiento es la bala de plata para acabar con este Gobierno"

"Si creyeramos que hay alguna posiblidad de refinanciar el soterramiento, lo hubieramos hecho. Que no haya ninguna duda", concluyó. Pero también confensó que él quiso cambiar el proyecto antes que Manuel Saravia, al que muchos ven como el malo de la película, y fue el concejal el que lo frenó para "agotar" todas las posibilidades.

POLÉMICA

La audiencia pública no ha estado exenta de polémica porque un centenar de vecinos no ha podido acceder al Salón de Plenos con un aforo cercano a las 90 personas.  De hecho, el Grupo Municipal Popular  y representantes de la Plataforma por el Soterramiento del Ferrocarril han manifestado su malestar por esto, mientras que en el Salón de Recepciones había en torno a 80 ciudadanos, a parte de miembros de la Corporación y representantes de la Federación de Asociaciones Vecinales Antonio Machado.  Ante esta situación, el malestar de las personas que no han podido acceder fue en aumento y comenzaron a cantar "Esta batalla la vamos a ganar" o "Que no, que no, que no queremos muro", tal como informa Europa Press. Todo esto llevó a los concejales del PP a abandonar el Salón de Recepciones en señal de disconformidad y presentar un escrito --que ya estaba redactado y enviado a los medios de comunicación a las 19.12 horas-- ante Alcaldía para trasladar su malestar.

El alcalde, Óscar Puente, también contestó a la actuación del PP en las redes sociales. "Mientras celebramos la audiencia pública sobre la integración ferroviaria los concejales y cargos públicos del PP que habían pedido sitio en la misma están abajo berreando. Mientras sus sitios vacíos. Para esto ha quedado el PP de Valladolid".