Dentix cierra sus clínicas y deja a medias los tratamientos

Óscar Fraile
-

La empresa remite a los afectados a un teléfono donde no responde ninguna persona y dice que la actividad ha quedado «temporalmente suspendida»

La clínica de plaza de España, igual que la del paseo de Zorrilla, ha cerrado sus puertas. - Foto: Jonathan Tajes

Los peores presagios de los clientes de Dentix se cumplieron en los últimos días con el cierre de todas sus clínicas en España, incluidas las dos que tiene en Valladolid, una en la plaza de España y otra en el paseo de Zorrilla. Los clientes que esta semana se acercaron a ambas se encontraron con la puerta cerrada y con un cartel en el que la empresa lamentaba «no poder atender en estos momentos», a la vez que instaba a contactar con el servicio de atención al paciente. Sin embargo, en el número de teléfono facilitado es imposible hablar con ninguna persona. Una respuesta automática acaba derivando a los clientes a la página web de la empresa donde, por cierto, no se hace ninguna referencia ni a la solicitud del concurso de acreedores ni al cierre de las clínicas. No obstante, algunos clientes sí que recibieron esta semana el siguiente mensaje en su teléfono: «Debido a la situación actual le informamos de que la actividad de la clínica queda temporalmente suspendida. Contactaremos con usted tan pronto como se restablezca el servicio».
Pero los precedentes en casos como los de iDental y la falta de respuesta de Dentix a los afectados no invitan al optimismo. Decenas de ellos se han quedado con el tratamiento a medias, con lo que eso puede implicar para la salud... y para el bolsillo, porque probablemente tengan que acudir a otro especialista para que termine el trabajo. Algunos de estos afectados son dobles víctimas, puesto que acudieron a Dentix  para terminar el tratamiento que les dejaron a medias en iDental.
Cabe recordar que Dentix solicitó un concurso de acreedores en la primera semana de octubre al no poder alcanzar un acuerdo de refinanciación. Por entonces las dos clínicas de Valladolid seguían dando citas para diciembre y enero pese a que la sobra del cierre ya planeaba sobre el negocio, como finalmente se ha confirmado.
Cartel colocado en el escaparate.Cartel colocado en el escaparate. - Foto: Jonathan TajesEn el escaparate de las dos clínicas, aparte del cartel de la empresa, había otro de la Plataforma de Afectados por las Cadenas Dentales (Afecade), en el que se facilitaba otro teléfono a los afectados para que supieran cómo tienen que proceder. Su portavoz en Valladolid, Isabel Palomino, abogada del despacho Negotia, asegura que el teléfono no ha dejado de sonar desde el cierre y que han atendido cerca de 200 consultas. «Es una situación de abandono por parte de Dentix similar a la que se vivió con iDental, la crónica de una muerte anunciada», explica. Esta plataforma intentó ponerse en contacto con la empresa por teléfono incluso antes de que cerrara, pero fue «misión imposible». Palomino cree que la Administración no ha puesto en marcha las herramientas de control para evitar que se repita el caso de iDental, pese a que «llueve sobre mojado».
Afecade recomienda a los afectados dejar de pagar las cuotas a la financiera después de comunicar su situación, dado que tienen derecho a dejar de pagar al tratarse de un contrato vinculado a la prestación de un servicio que ha dejado de darse. Más difícil lo tendrán los que hayan adelantado el dinero, puesto que pasarán a formar parte del concurso como acreedores y cobrarán, si llegan a hacerlo, de los últimos.
Pero Afecade quiere ir un paso más allá y tratará de que a los afectados se les devuelva lo que ya han pagado. Además, en base a la Ley para la Defensa de Consumidores y Usuarios, pretende que a las financieras se les aplique la misma responsabilidad que tiene Dentix en materia de daños y perjuicios. «No se puede cerrar la puerta sin aviso y dejar a una persona con un tratamiento de salud inacabado, porque eso puede generar problemas, y las financieras también deben tener la suficiente precaución de saber qué es lo que financian», señala.

«Me han dejado cinco piezas dentales sin poner»

«Me pusieron a primeros de septiembre los tornillos en la encía, estaba esperando a que cicatrizase y tenía cita para ir otra vez el 26 de noviembre». Así explica María Pérez (nombre ficticio) la incertidumbre en la que se encuentra después de comprobar esta semana que la clínica de Dentix de la plaza de España en la que se estaba tratando ha cerrado sin previo aviso. El presupuesto de esta intervención asciende a 3.504 euros, de los que ya había pagado 1.200, aunque asegura que no tiene intención de pagar más a la financiera (Cetelem) hasta que no se aclare la situación. De hecho, su marido llamó a la financiera para informar de que la clínica había cerrado y la solución propuesta por la misma es aplazar tres meses los pagos y esperar a ver qué sucede. Esta familia ha consultado a un abogado que les ha recomendado no pagar «ni un euro más», como así van a hacer, porque, según este profesional, están amparados por la ley.
El marido de esta afectada acudió, preocupado, a la clínica de plaza de España cuando Dentix solicitó el concurso de acreedores, hace un mes y medio. «Lo único que me dijeron es que eso de que iban mal eran bulos que circulaban entre la gente», recuerda. Sus temores se confirmaron esta semana, con el cierre, lo que podría implicar un nuevo desembolso en otra clínica para terminar el tratamiento que Dentix ha dejado a medias.