El Plan Municipal de Empleo beneficia a 5.400 personas

Ical
-
El Plan Municipal de Empleo beneficia a 5.400 personas

El alcalde, Óscar Puente, destaca que el empleo creado es indefinido y a tiempo completo

Cerca de 5.400 personas se benefició entre 2015 y 2018 del Plan de Empleo del Ayuntamiento de Valladolid gracias a una inversión total de 11,2 millones de euros. De esa cifra, 2.533 vallisoletanos salieron del paro -1.468 son resultado del apoyo a la creación de 962 nuevas empresas-, 295 consiguieron pasar de un contrato temporal a uno indefinido y 2.561 mejoraron su empleabilidad.

El alcalde de Valladolid, Oscar Puente, aseguró hoy que 2018 ha sido un año de afianzamiento de un Plan cuyas líneas iniciales de actuación (fomento del empleo, mejora de la empleabilidad e inserción laboral, y apoyo a las pymes) se han ido mejorando y ampliando a lo largo del mandato municipal, centrándose progresivamente en el fomento del empleo estable y de calidad, incorporando nuevas actividades como el apoyo no solo a la creación sino también a la consolidación y crecimiento empresarial, e incluso desarrollando nuevas líneas y programas como el retorno del talento y el fomento de la economía circular.

El pasado ejercicio, hubo 1.834 beneficiarios en el Plan de Empleo Municipal, de los 628 vallisoletanos consiguieron un trabajo y más de 1.200 vieron mejorada su situación laboral o su empleabilidad. La inversión ascendió a 3,3 millones de euros.

“Los datos nos demuestran que el Plan de Empleo sustenta la creación de empleo, pero además es mayoritariamente empleo estable y de calidad, y con especial incidencia entre los colectivos con más difícil acceso al mercado de trabajo, todo ello de acuerdo con el compromiso asumido por el equipo de Gobierno” añadió el alcalde.

En 2018, de las 1.834 personas beneficiadas por el Plan- más de 200 más que el año anterior-, 628 salieron del desempleo, 67 pasaronde un trabajo precario a uno estable, 1.139 vieron incrementado su potencial de inserción laboral adquiriendo nuevas capacidades y habilidades o accediendo a su primera experiencia laboral y 11 retornaron a Valladolid con un empleo cualificado y en condiciones dignas. Además, se crearon 268 empresas, número muy similar al del año pasado, y se contribuyó al mantenimiento, consolidación y crecimiento de otras 102.

El alcalde recordó que el Ayuntamiento lleva a cabo otras acciones a favor del empleo y la inserción laboral  mediante la contratación laboral del propio Ayuntamiento, que facilita empleo directo a la vez que refuerza los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos, y a través los programas mixtos de Formación y Empleo de la Concejalía de Asuntos Sociales. Al conjunto de todas estas acciones de fomento del empleo se han destinado en 2018 un total de 10,5 millones de euros

Óscar Puente recordó que el cien por cien de los contratos subvencionados en la línea de fomento del empleo el año pasado fueron indefinidos y a tiempo completo, primando decididamente la estabilidad y la calidad en el empleo frente a la cantidad. “A este Gobierno no le interesan cifras elevadas de contratos precarios sino casos concretos de personas que acceden a empleos estables y de calidad”, subrayó.

La totalidad el presupuesto ejecutado en esta convocatoria se ha destinado a la modalidad de contratos fijos, todos a tiempo completo, en detrimento de la contratación temporal, cuyas condiciones para acceder a la subvención, progresivamente más exigentes al estar limitada a parados de larga duración mayores de 45 años y en todo caso para contratos de al menos 12 meses de duración y también a jornada completa, determinó que este año no se haya subvencionado ningún contrato temporal.

Colectivos de difícil inserción

Asimismo, más del 72 por ciento de los beneficiarios pertenece a colectivos de más difícil inserción como mayores de 45 años y/o menores de 30, parados de larga duración o discapacitados. Casi un 60 por ciento de las empresas beneficiarias es microempresa (hasta 9 trabajadores) que son las que presentan mayores dificultades para contratar trabajadores y que, a su vez, contribuyen a fortalecen el tejido empresarial local y asentar población en el municipio.

La línea de apoyo al emprendimiento y las Pymes, que vuelve a ser la primera en cuanto a dotación económica, apoyó la creación de 268 empresas que han generado 410 empleos en total, mejorando los resultados de empleo respecto a los de 2017. 

El concejal de Hacienda y Promoción Económica, Antonio Gato, resaltó también la novedad que ha supuesto en el Plan de Empleo de 2018 la efectiva implantación del Plan Consolida, a través de un convenio firmado con la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE) y la Cámara de Comercio, destinado a facilitar la consolidación y el crecimiento empresarial a través de la modernización de sus modelos de negocio y su apertura a nuevos mercados. Medio centenar empresas, el objetivo marcado para este primer año, participó en este programa.

Asimismo, en 2018 continuó e el Plan Traspasa, que facilita el encaje de nuevos emprendedores con empresarios y autónomos que, teniendo un negocio viable, se ven obligados a dejar la actividad. Gracias a él, entre 2017 y 2018 se facilitó el mantenimiento de 133 puestos de trabajo. “Avanzar en el apoyo no solo a la creación de nuevas empresas sino también en potenciar el crecimiento de las existentes se ha consolidado como un objetivo más del Plan de Empleo, del que este año se han beneficiado 102 empresas”, indicó.

En esta misma línea de apoyo a las empresas en la transición hacia una economía más competitiva y sostenible, Antonio Gato mencionó también la convocatoria de subvenciones para el apoyo al desarrollo de proyectos de Economía Circular, que tendrá una importancia cada vez mayor en el conjunto de la actividad económica.

Esta iniciativa, puesta en marcha por primera vez en 2017 se ha consolidado en 2018, donde ha tenido aún mejor acogida que el año pasado: de los 60 proyectos presentados seleccionaron un total de 44 frente a los 23 del año anterior, por un importe de más de medio millón de euros. Además, se trata de proyectos que fomentan la investigación o el desarrollo e implantación de prototipos, con mayor valor añadido y potencial de creación de empleo.

Lanzaderas de empleo

En cuanto a las cinco lanzaderas de empleo puestas en marcha en colaboración con la Fundación Santa María la Real y finalizadas en 2017, se logró la creación de 51 puestos de trabajo, la mayoría de ellos entre parados de larga duración o mayores de 40 años. En el marco de los convenios suscritos con la Universidad, en 2018 se incrementó en 30 el número de estancias en prácticas no laborales. En total, 140 recién titulados disfrutaron su primera experiencia laboral acorde a su formación, y 71 de ellos lograron su inserción en el mercado de trabajo tras pasar por este programa de prácticas.

El convenio de colaboración firmado con Juan Soñador se centra en los desempleados con mayores dificultades de inserción, y muy especialmente en los jóvenes. Se ha concretado en la realización diversas acciones formativas de distinta duración y contenido, en el sector de la hostelería, en las que han participado 90 jóvenes, de los cuales 30 encontraron un empleo y 60 mejoraron su empleabilidad.

Otras 954 personas han recibido formación en planes de empresa, marketing y nuevos modelos de negocio, además de los programas de formación gratuitos que ofrece la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico, con 45 acciones desarrolladas a lo largo de 2018. Además, más de 313 emprendedores recibieron asesoramiento y tutorización para la puesta en marcha de sus iniciativas empresariales. En este sentido, el Concejal destacó que cada vez más la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento es referencia para los emprendedores y el tejido empresarial de la ciudad.

Retorno del talento

En 2018, tuvo lugar la segunda convocatoria de ayudas de este programa, facilitando el retorno de 11 personas, procedentes, tanto del extranjero como de fuera de Castilla y León. De ellas, ocho retornaron para la puesta en marcha de un proyecto empresarial, y tres fueron contratadas por empresas en el ámbito de la industria agroalimentaria, el marketing y la innovación, con un salario medio elevado, lo que pone de manifiesto que se trata de personas con alta cualificación pues en definitiva se trata de recuperar capital humano para la ciudad en la que nacieron o estudiaron. El perfil medio del retornante de este año es un hombre, titulado en económicas o empresariales, de 37 años y nacido en Valladolid.