scorecardresearch

Borrell pide a la ONU que condene a Bielorrusia

Europa Press
-

El Alto Representante de la UE señala que la comunidad internacional debe sentenciar la actuación de Bielorrusia, que está lanzando a los migrantes como "proyectiles vivos" contra la frontera

Borrell pide a la ONU que condene a Bielorrusia - Foto: OLIVIER HOSLET

El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, ha pedido este miércoles a la Organización de Naciones Unidas que condene la actuación de Bielorrusia, que está lanzando a los migrantes como "proyectiles vivos" contra la frontera de la UE.

En una entrevista en TVE, Borrell ha señalado que la comunidad internacional "debería condenar" este tipo de conductas porque se pueden generalizar y ha advertido de que no es la primera vez que "se empuja" a la gente a pasar por encima de una frontera.

Así, ha indicado que en la frontera de Bielorrusia se está produciendo una agresión "de tipo híbrido", que "no es una guerra, pero tampoco es la paz" y que utiliza cualquier cosa para convertirla en una arma.

Borrel, ha afirmado que cuando los que los lanzan lo hacen "a conciencia" y en algunos casos los van a buscar a miles de kilómetros de distancia, se está entrando en una dinámica que requeriría de una condena a nivel de las Naciones Unidas. Sin embargo, ha apuntado que todo el mundo sabe como funciona la ONU y que probablemente habría vetos en el Consejo de Seguridad por parte de "los amigos de Bielorrusia".

 

Vuelos de repatriación voluntaria 

Por otro lado, Borrell ha explicado que lo primero que deben hacer en esta crisis en parar el flujo de personas a las que se "engaña" diciendo que tienen el camino abierto a Europa pasando por Bielorrusia. "Hemos tenido que entrar en contacto con muchos países para decirles que paren esos vuelos y dejen de engañar a la gente", ha afirmado. Aunque han conseguido cerrar buena parte de ellos, ha lamentado que se desplazan, se cierran en un país y se abren en otro, y que ahora están saliendo desde países de Asia central.

"Hay gente que paga mucho dinero porque creen que llegando a Minsk les llevarán a la frontera y por ahí podrán pasar a Europa y los que lo hacen saben que no es así y les ponen en una situación imposible.

Además, la UE ha pedido a las autoridades bielorrusas que alejen a la gente de la frontera, eviten situaciones de emergencia humanitaria y dejen entrar a las organizaciones de las Naciones Unidas, que según Borrell están empezando a actuar. "Si no es posible que se pueda conseguir una solución local, que haya vuelos de repatriación voluntaria para aquellos que deseen volver".

 

Minsk niega cualquier responsabilidad 

Por otro lado, se ha quejado de que las autoridades bielorrusas niegan toda responsabilidad en el conflicto, no saben cómo han llegado los migrantes a su frontera e incluso que la culpa es de los europeos. Así, ha lamentado que el nivel que encuentra en el interlocutor es "poco constructivo" y que todos saben cómo han llegado hasta allí. Sin embargo, para Borrell Minsk busca responder a las sanciones que les ha puesto la Unión Europea con una agresión de tipo híbrido.

A este respecto, ha añadido que Bielorrusia también intentó convertir el suministro de gas en un arma con la amenaza de cortar el paso aunque, como ha recordado, solo es un país de paso y la propiedad es de Rusia. "Putin no creo que este a favor de que le corten el paso del gas que nos vende", ha terminado.

Finalmente ha señalado que la UE hace lo que puede en la relación con Bielorrusia, con los países de origen y tránsito y también con los estados miembros porque existe "una delgada línea" entre defender la frontera propia y respetar los derechos humanos de personas que pueden ser demandantes de asilo.