scorecardresearch

Patricia Coco, del Pisuerga al oro mundial

M.B
-

"Quedan un par de años para los clasificatorios, pero sí, la idea es ir a por los Juegos, en principio, si puedo, en el C1", relata la vallisoletana, oro en el último Mundial de piragüismo

Patricia Coco, en la sede del Cisne. - Foto: Jonathan Tajes

«Cuando estás en el podio y te ponen el himno de España... parece mentira pero dices: '¡Campeona del mundo!'. No sé pero creo que es parecido a ser olímpica». Patricia Coco rememora el título mundial cosechado el pasado mes de septiembre en Copenhage (Dinamarca) y aún se nota ese pelín de emoción y también de reivindicación. Porque su año, y los dos anteriores, no han sido, digamos, un camino de rosas.

La vallisoletana, de la generación del 91, se proclamó campeona del mundo en la categoría C2, junto a la madrileña María Corbera, en la distancia de 200 metros. Y vio recompensado el trabajo que hace día a día en la ribera del Pisuerga junto a su entrenador de toda la vida, Germán Sierra. 

«¿Cuántos campeones del mundo hay en Valladolid? Aparte de nuestro Marcos (juvenil) ni idea», responde ante la pregunta de si lo sabe. La respuesta es clara, ella.

Patricia Coco o Patry habla desde la puerta de la sede de su club en Curtidores. Allí tienen un gimnasio, un almacén lleno de embarcaciones, una oficina y vestuarios. Allí se ha preparado, salvo contadas excepciones en forma de concentraciones con la selección española, desde que comenzó en el mundo del piragüismo con 7 años. Entre 2012 y 2013 cambió el kayak, más normal por estos lares, por la canoa. Y prácticamente nunca se ha bajado de un podio nacional, con más de 20 Campeonatos, ni ha dejado de ir a citas europeas o continentales. Pero lo de oro en un Mundial son palabras mayores.

Psicóloga –y haciendo las prácticas en el Real Valladolid–, su meta ahora está en París: «Quedan un par de años para los clasificatorios, pero sí, la idea es ir a por los Juegos, en principio, si puedo, en el C1». Estuvo a un solo paso de ser olímpica en Tokio en el C2 (al quedarse fuera de la final A del Mundial de 2019 junto a Antía Jácome).

Aunque queda tiempo para París 2024, sabe que debe estar con las mejores hasta entonces. Y más tras una pandemia que le obligó a salirse del entorno de la selección («nunca me quisieron; desde mi lesión en 2017 y no sé el porqué.Quizá porque soy más independiente, más perfeccionista... no lo sé», señala sin entrar en más polémicas); y a cambiar de compañera (con la que le gustaría seguir). 

Ahora, en el inicio de su pretemporada, mira a las competiciones que arrancarán en marzo con el Campeonato de España de los 5.000 metros. Lo hace con la medalla de oro de hace un mes siempre presente, en el embarcadero de Curtidores; en el gimnasio de su club; en las pistas que van 'construyendo' en el río (que variaron de los 1.000 metros que tenían antes a los 500 de ahora)...

«Cuando entramos en meta y nos dijeron que habíamos ganado, de primeras no lo asimilas. No pensábamos en lograr el oro, aunque con el paso del Campeonato vimos que podíamos conseguir medalla».

Un día con una campeona.

Patricia Coco se levanta a las ocho de la mañana y, tras pasear a sus perras (Anke, Curie y Lola), suele desayunar tostadas con aguacate, pavo y aceite, con leche, ya que no le gusta el café. Sobre las diez estudia o se pone al día con prácticas, para desplazarse en patinete a su club, donde alterna gimnasio, carrera continua o remo. En momentos álgidos, dobla tres días a la semana. Por las tardes se pone al día con más estudios y hace sus prácticas, ahora en el Real Valladolid.  

Un club con 106 socios y 40 deportistas

Patricia Coco pertenece al Club Cisne, una entidad que lleva cerca de 60 años en el mundo del piragüismo. Ubicada en la calle Curtidores en un local cedido por la Fundación Municipal de Deportes (FMD) a orillas del Pisuerga cuenta actualmente con 106 socios y unos 40 deportistas activos, entre los que está la propia Coco y el joven Marcos Caballero, campeón del mundo júnior. A lo largo de los años han pasado por él palistas como el medallista olímpico Narciso Suárez, bronce en Los Ángeles 1984, así como las medallistas internacionales Cruz Cesteros, Ainara Portela, Elisa Vázquez y Sheila Sáez.

El club lleva tiempo buscando patrocinador y espera poder ampliar su sede en los próximos meses.