scorecardresearch

Orgullo forestal

SPC
-

Castilla y León presume de tener más masa forestal que 20 países europeos y una media de reforestación de 8,8 árboles por habitante

Juan Carlos Suárez-Quiñones (c), durante su visita ayer a los terrenos afectados por un incendio en Segovia. - Foto: Ical

Castilla y León tiene algo más de cinco millones de hectáreas de territorio forestal, lo que supone más que 20 países de la Unión Europea, como Portugal, Austria o Gran Bretaña. Así lo puso de manifiesto ayer el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que afirmó que el 40 por ciento de los municipios de la Comunidad tiene más de la mitad de su territorio forestal. Un hecho que puso en valor durante su participación en la Jornada sobre Bioeconomía y Emprendimiento, organizada por el Ministerio de Transición Ecológica, en el Centro de Congresos y Convenciones del Real Sitio de San Ildefonso (Segovia). En este foro remarcó que el Gobierno de España ha elegido el lugar idóneo para celebrar el Día Forestal Mundial, por la importancia de Castilla y León desde el punto de vista forestal, con un trabajo para encontrar el equilibrio, que es «la palabra mágica, entre aprovechamiento y conservación».

El consejero habló de la conciencia sobre la biodiversidad para el presente y futuro. «Los bosques absorben en torno al 20 por ciento de la producción de CO2, genera un sumidero que aporta a nivel estatal y europea, importantes objetivos en cuanto a la reducciones que Europa prevé para los Estados y que tenemos un horizonte de descarbonización muy cercano», desgranó Suárez-Quiñones durante el acto. Además, destacó que es una Comunidad muy preocupada por la bioeconomía, especialmente importante, dijo, en el uso de la biomasa, ya que lleva desde 2010-2011 generando «numerosísimas instalaciones de aprovechamiento energético de la biomasa tanto térmico como de energía eléctrica». 

Durante su intervención en la inauguración de esta jornada del Ministerio de Transición Ecológica, el consejero destacó el gran papel jugado por la Junta y por toda Castilla y León, por los propietarios, asociaciones y la propia ciudadanía, en una gestión forestal sostenible. Trabajo por el mantenimiento de los bosques ya existentes, con «una apuesta decidida», con el Plan Forestal 2002-2029, con «cadenas de valor, riqueza en el medio rural, para luchar contra la despoblación y el reto demográfico», resumió.

21 millones de árboles al año

El responsable de MedioAmbiente en Castilla y León defendió igualmente el trabajo de la Junta en materia forestal durante las últimas cuatro décadas y destacó que se han repoblado medio millón de hectáreas con la plantación de 781 millones de árboles. Esta cifra, según indicó, supone que anualmente se plantan 21 millones de ejemplares al año, «8,8 árboles por persona y año, cuando la Comisión Europea ha previsto plantar 3.000 millones de árboles hasta el 2030, llegar alcanzar los 0,67 árboles por europeo». También hizo referencia a otros recursos como la micología, al ser la primera Comunidad en regular estos aprovechamiento, así como las mesas de trabajo destinadas a la piña, la castaña y la resina.

Nuevos escenarios

Por su parte, el secretario general para el Reto Demográfico del Ministerio, Francesc Boya, afirmó durante las jornadas celebras en Segovia que hay que seguir apostando por la gestión de los recursos naturales pero también tiene que haber «un aprovechamiento energético» de los bosques para «generar una bioeconomía que ayude a impulsar el medio rural», y que permita «innovar» en una cuestión trascendente como es la transición ecológica y la descarbonización.